domingo, 21 de abril de 2019

Libros viejos




Me gustan los libros viejos y sus hojas
de olor amarillo
Me encanta respirarlos,
entrar en ellos,
manejarlos con miedo
mientras se estremecen,
acariciarlos como se acaricia un niño
recién nacido.
Es como hacer el amor
con otro tiempo,
como caminar por la estela
de una estrella
que se ha extinguido:
Una comunión con el universo,
una burla a todo lo tangible
La verdad,
la verdad que queda
Amaya Martin 


NOTA: A Felisa Azpeitia, la querida abuela de nuestros hijos, que nos dejó (además de su sangre, su sabiduría y sus caricias) este precioso tesoro, el libro de su sueño hecho realidad, el taller de confección y costura de la "Academia Easo" de la cual fue profesora titulada y Directora


martes, 9 de abril de 2019

Un centímetro

          Y cuando digo :
“ Te amo”
Me miras siempre profundo,
como intentando pasar
una a una
cada hoja de mis ojos
Buscas algo y yo
lo sé:
Quizá un comienzo de barro
o una errata en el desarrollo
Acaso un final
apocalíptico
de este libro que ambos
somos
Luego te dejas caer
( sin juicios ya y derrotado)
cerca ,
muy cerca de mi,
dentro
casi
de mi boca
Huele tu aliento a deseo,
a dignidad incorrupta y
a maldita incertidumbre
muerta a manos
de tus manos
Estás ahí: Apenas tú
y el centímetro
hasta ti
lo devoro
a dentelladas
Amaya Martin

sábado, 30 de marzo de 2019

LOS POETAS EN CAMBIO...


“..A algunos les gusta la poesía
A algunos,
es decir, no a todos.
Ni siquiera a los más, sino a los
menos.
Sin contar las escuelas, donde es
obligatoria,
y a los mismos poetas,
serán dos de cada mil
personas..." 
---Wislawa Szymborska---
<Fin y principio>

 LOS POETAS EN CAMBIO
...(No nos engañemos) :
No le gustan a nadie
Si acaso
en la primera hoja
dedicada
de un libro
(comprado para fardar
de "interesantes")
Si acaso a otros poetas
(no a todos)
con los que a veces se escriben
y se reúnen en sus catacumbas
privadas,
más que nada
por no entenderse tan solos
ni tan absurdos
Por no gustar los poetas
no gustan
ni en las escuelas
a donde solo llegan sus libros
porque fuera de ellos,
de sus escritas criaturas,
los poetas
son incontrolables:
Podrían por ejemplo enseñar
a los niños
a pensar
y a sentir por si mismos.
Animarles incluso
a seguir contando
su verdad
aún no siendo
ya
niños
Ay! Que peligro!
Definitivamente no
No gusta el poeta
en ningún sitio.
Siempre escuece y desentona.
Siempre sobra
Yo creo que sucede
porque el poeta
es siempre
él
por encima del mundo
Y a nadie le gusta
en realidad
saber
que es un
cobarde

Amaya Martin

domingo, 24 de marzo de 2019

Pacto entre Damas




Fue uno de esos días en que anochece
a las dos de la tarde
Me quedé aparcada allí,
cerca de casa,
con mi dolor al volante
Vi pasar varios vecinos, el jardinero,
un perro. Vi gritar
incluso
las copas de los árboles
Pensé en ti:
Te recordé
con tus ganas infantiles
de un oso de peluche
Te vi allí,
dorada y limpia,
con tu sonrisa quebrada
con tu pecho remendado
de caminar la vida,
con tus rojos y tus naranjas
de crepúsculo tardío
Y no sé bien qué te dije
(seguramente sería mentira)
Pero olvidé que tú eres bruja
Otra bruja
como yo
Otra extraña en este mundo
que busca hierba
en el asfalto y caza estrellas
entre el humo
de las fábricas
Lo demás fue solo un pacto:
Mi alegría por tus versos
Tus versos ya están aquí
Mi alegría va de camino
Por eso te quiero tanto:
Solo alguien como tu
da lo que tiene
a cambio de
nada

Amaya Martin


 A Puri Teruel ( http://elblogdepuriteruel.blogspot.com/mi preciosa y preciada poeta, mi queridísima amiga, que con solo unas palabras me recordó en el momento preciso la Belleza de mi existencia

sábado, 9 de marzo de 2019

LOS HOMBRES DE MI VIDA



Ellos cada uno de ellos, cada hombre de mi vida es como un árbol Un árbol que ocupó su lugar o aún lo ocupa al borde de mi camino Un árbol particular , de una especie concreta, con un tronco , una altura, una copa únicos . Un árbol con raíces propias y una sombra y un frescor solo suyos .
Yo nací y ya encontré mi primer árbol: Me dejaron entre sus ramas Me recogía entre ellas con miedo, con terror incluso a que pudiera caerme como si en mi caída pudieran caer conmigo : Dios y el universo Yo: bebé, no dormía junto a mi madre Era mi padre . Era él quien cada luna acunaba mis sueños Era él quien asomaba su cara varias veces en mitad de la noche a comprobar que seguía respirando Era él quien me cantaba viejas canciones tristes que aún recuerdo, quien tocaba para mí la armónica , quien me llevaba cada mañana al colegio . Era contra él , contra su abdomen que yo me lanzaba, eran sus rodillas lo que yo abrazaba como se abraza un tronco de madera en mitad del océano porque no quería entrar a clase, porque no quería entregarme al mundo. Tuve dolor de niña , dolor de soledad , dolor de oveja negra que no pertenece al rebaño . Él lo sabía todo Conocía mi desconcierto, mi tristeza, qué pensaba , qué sentía en cada momento, y nunca necesitó ni quiso preguntarme nada que yo no quisiera contarle Le bastaba con mirarme Con estar un rato a mi lado Con apretar fuerte mi mano cuando la soltaban todos, incluida mi madre . Él nunca me cuestionó . Nunca dudó de mi . Nunca me comparó con otros. Nunca me puso a nadie de ejemplo . Él siempre me dijo: "Tú puedes . Tú eres lo más importante " Mi primer árbol: Mi padre me enseñó que no estaba sola cuando pensaba , que no estaba sola cuando sentía , por muy raro que lo que sentía y pensaba resultara a otros . Me enseñó que siempre hay alguien más , aunque no le conozcamos , y si no estaría él , para pensar y sentir lo mismo . Me enseñó también que sin nadie y sin él yo podía sentir y pensar lo que me entrara en gana y eso siempre estaría bien porque lo que yo pensara sobre el mundo y sobre mi era más importante que lo que pudiera pensar cualquier otro Este hombre , este árbol que es mi padre , hizo de la niña frágil que entre sus ramas dejaron : Una mujer fuerte , segura de sí misma, sin complejos , sin dueños, sin miedo a nadie ni a nada El segundo árbol es el árbol padre del primero: Mi querido abuelo. Hijo, nieto y bisnieto de médicos se ilusionaba con la idea de pasar el testigo de la Medicina a su descendencia . Yo era médico cuando nací , No levantaba tres palmos del suelo y ya no podía ver sufrir a otro y no hacer lo que fuera por remediarlo El día que decidí estudiar Medicina mi abuela en un susurro casi imperceptible comentó apesadumbrada durante una merienda : "Con la de varones en la familia y no haber hecho ninguno Medicina" Yo lo escuché e hice como tantas otras veces: Simular que no había oído nada, o que no tenia importancia lo que decía, o que yo no se la daba, pero sentí , y aún lo siento: una lanza atravesarme el pecho , porque estaba dejando en aquella aventura todo mi corazón y todo mi esfuerzo . Mi abuelo en cambio no dijo nada, que yo sepa (al menos) pero una tarde estudiando en su casa me vi envuelta en el humo familiar de su cigarro Levanté los ojos, porque sentí sus ramas apoyadas sobre mis hombros . Cuando le miré vi sus mejillas encendidas Su mirada verde estaba cuajada de lágrimas Su voz tembló para decir: " Cuanto te quiero ! " Solo con eso: Lo dijo todo El tercer árbol es un soñador aprendiz de poeta , que escribe versos en una cara de la luna y sueña y lucha por un mundo imposible desde un cuarto piso . Él me quiso como me veía a través de su ventana Me regaló poemas escritos en una servilleta manchada de Capuccino Me enseñó que se puede tocar un piano sin rozarlo, y que la amistad no nace ni tiene fecha de caducidad y sobrevive a todos y a todo Me enseñó que la amistad no es la similitud entre dos mundos que se encuentran sino la natural unión de las partes de un mismo mundo cuando están separadas El cuarto árbol me rescató del naufragio . Llegó y en sus ojos encontré la Paz y las respuestas que siempre había buscado. Yo padecía por aquel entonces: Heridas de guerra, náuseas por el pasado, anorexia por el futuro . Él calmó mi sed en el sagrado cáliz de su corazón de león Él creó una casa para mí entre sus ramas y cada noche abre su pecho para que yo sueñe en él tranquila y pueda levantarme limpia , clara y nueva como el agua cada mañana . Él me arropó cuando tuve frío sin preguntarme por qué lo tenía. Me quitó la arena y las ropas mojadas Esperó pacientemente cuando me perdía a que yo misma me encontrara . Siempre estuvo y está ahí, amando, haciendo conmigo el pan del que alimentamos cada día . Él me enseña, con lo que dice y hace, con lo que en mi despierta, qué es el amor , y como del amor puede nacer el mayor regalo de Dios: La vida El quinto árbol es ese regalo . Siempre luchando por mis brazos , Siempre buscando mi mirada . El quinto árbol quiere saberlo todo Es una bola de emoción de poco más de cuatro años . Es un trozo de ternura capaz aún de creer en cualquiera y en cualquier cosa Es capaz de llorar y reír al mismo tiempo El quinto árbol duerme a mi otro lado . Hace tiempo ya que gente que no entiende lo nuestro quiere separarnos Dicen que es mejor para mi libertad y su autonomía que duerma en otro cuarto Dicen los que no son nada en nuestra vida que es malo quererse tanto A veces mi quinto árbol se despierta en la noche, alarga el brazo y me pide que lo acaricie . Yo dejo entonces todo el amor de mis manos en su cabecita peluda Le doy besitos en las orejas y en los carrillos hasta que se llenan de paz todas sus hojas El quinto árbol es el definitivo. El que me mantendrá en pie cuando no me queden ya árboles en el camino . El quinto árbol es mi misión , mi luz, mi motor, mi destino. Yo sé que mi camino podrá terminar cuando su copa roce el cielo. No antes
Amaya Martin

lunes, 8 de octubre de 2018

UNA DE ELLAS

A FELISA AZPEITIA,  LA QUERIDA ABUELA DE MIS HIJOS , QUE HOY HABITA EN NUESTRO CORAZÓN Y ENTRE LAS ESTRELLAS:




Hay mujeres de algodón dulce
con un escote de sol
y una sonrisa de carmín y agua
Asomarse a ellas es como abrir
al alba una ventana,
como beber la brisa desde las rocas
Como hacer el amor
tras la lluvia
sobre la hierba mojada
Hay en cambio otras mujeres
que te matan
si te miran
Mujeres de ojos rotos
y voz estrangulada
Mujeres que se van y no han venido
Mujeres nulas, derrotadas,
de corazón
hecho astillas
Pero también están
las otras:
Las mujeres de paso corto ,
de palabra precisa,
de sonrisa estudiada
Las mujeres con ojos de piedra ,
capaces de todo,
talladas
por una guerra
Ella era
una
de estas
Y yo:
La quería

AM

domingo, 31 de diciembre de 2017

2018: El año sin miedo



Llega un nuevo año,
y yo no te deseo deseo Paz,
ni amor, ni suerte, ni trabajo, ni salud
ni dinero
Y no te lo voy a desear porque esas cosas
son conquistas personales en algunos casos,
(los mejores)y en otros
no dependen de ti,
ni dependerán nunca
Yo lo único que te deseo es un año
SIN MIEDO
No tengas miedo a amar
No tengas miedo
En especial
A decir que amas
No tengas miedo a emplearte en el Amor
a tiempo completo y sin paga
Nada importa que otro te diga no
Lo importante es no decirte NO
 tú mismo
No tengas miedo
por tanto
a apostar por ti
No tengas miedo
tampoco
a apostar por otro
aunque pierdas
El solo hecho hecho de apostar por él
ya te convierte
en ganador de la apuesta
No tengas miedo al eco de tu voz y de tus actos
Siempre es mejor el eco que el silencio
No tengas miedo a equivocarte
No tengas miedo a perdonar
A perdonarte tú
A perdonar  a quien sea
Quien no perdona es el esclavo del odio
y no tiene  vida propia ni futuro ni esperanza
No tengas miedo a fracasar,
A caerte
a levantarte cuando caigas
( que te caerás, una y mil veces)
Recuerda siempre que quien cayó
y se levanta
es mucho más fuerte y más sabio
de lo que era antes
No tengas miedo a enojarte
No tengas miedo a decir por qué te has enojado
y a decirlo abierta, directamente
a quien sea necesario
Defiende tu derecho a sentirte herido
Y no tengas miedo después
a cerrar tu herida
y caminar liviano como si nadie nunca
te hubiese hecho daño
No tengas miedo a enfermar
No tengas miedo a luchar si estás enfermo
No tengas miedo a morir
si lamentablemente
pierdes la lucha
Vivir es un regalo transitorio
para ti y para todos:
Vive cada día como si fuera el último
Y hazlo así,
sencillamente ,
porque al margen
de la enfermedad o el dolor
podría serlo
Y eso tú
nunca lo sabes
No tengas  miedo a los que siembran el miedo
A los que se alimentan de él
con bombas , con coacciones y amenazas
Si tienes miedo:
Ganan ellos
Combátelos desde tu fe en ti mismo y en lo bueno
que hay en todos,
en el futuro que representa cada niño,
en la tierna sabiduría de cada viejo
No tengas miedo a descubrir que perdiste tu tiempo
Que no estás donde quisieras estar
ni con quien quieres estar
que no haces lo que te gusta
No tengas miedo a mirarte al espejo
Y cantarte las verdades:
Solo se puede comenzar desde un ÁREA CERO
No tengas miedo a envejecer
Agradece cada año que te arruga la cara
Es tu hogar, tu maleta de lecciones y recuerdos
No tengas miedo a fracasar,
a perder lo que tienes
Tú eres todo lo que representas tú mismo
Y puedes construirte
Y debes
Las veces
Que sea preciso
Recuerda siempre que nada tenías
cuando llegaste al mundo
y nada tendrás cuando te marches
No tengas miedo este año que empieza
No tengas miedo
NUNCA
No tengas miedo a nada
que no sea
tener miedo


AM

jueves, 14 de diciembre de 2017

Una a veces

Una ,
a veces,
 también se cansa
Se viene abajo
Se dobla
Procura hacerlo ,
eso si,
en uno de esos momentos
en que el mundo entero
parece ocupado
y puede plantarse de incognito
en ningun sitio y llorar a gritos
sin abrir la boca
Una a veces,
si!
también se cansa
y necesita morirse un rato,
quizás por darse una tregua
quizas tan solo para ver
que en verdad
no pasa nada
y todo sigue adelante
Una a veces se cansa
y se olvida así
de que hay otros cansacios,
de que hay quien nació para vivir cansado
o para que lo arrastre
sin remedio
antes o después
el rio del cansancio
Entonces me doy cuenta
de que me canso
sin tener derecho
Me levanto sobre mi,
Me coloco bien la cara
y las esquinas
y ando

AM

lunes, 27 de noviembre de 2017

Llega un día ...

Llega un dia en que nadie
levanta las gafas de su periódico ,
ni interrumpe su charla ,
ni gira la cabeza cuando pasas .
En ese día sólo las viejas amigas
 te comentan lo guapa que estás ,
lo delgada que te conservas ,
lo mucho que te respetan los años .
(Las mismas viejas amigas que antes
curiosamente
nunca se dieron por enteradas)
Ese día tiene otros vestidos,
un satisfecho cansancio ,
 un cierto olor a Otoño bien recibido
que porta con sereno orgullo
sus muchas lecciones aprendidas ,
sus ganadas a pulso patas de gallo .
Ese derrotado día de los olvidos
no es en realidad
más que el victorioso día
de las realidades
Es el día de los cimientos que nos engendraron ,
 que nos mantuvieron en pie con la mudanza de la piel y el cambio de las estaciones ,
que sobrevolaran nuestras cenizas
cuando de todo lo fatuo no quede nada.
Yo bendigo su maldita acritud ,
su cara seca y agrietada ,
su terrible mordisco a mi autoestima ,
 y me aventuro de lleno a saber
feliz y resignada
lo que no quise saber  hasta ahora
y a disfrutar en pleno mi desgracia
Es el precio de la libertad
que sólo es posible entre verdades
aunque apesten a distancia
Ya lo decía mi abuelo :
" Hija mía:
Cuando las mujeres por la calle
 te empiezan a decir :
Que bien estas Rafael !
Es que ya estás de  capa caída "
Pero lo decía,
como yo,
con una sonrisa

AM

domingo, 26 de noviembre de 2017

Un suspiro

Caminaba despacio, 
derramando el cáncer por la acera
Las gafas semi caídas
como el alma, 
y el pantalón de cuadros
desteñido
y la vieja chaqueta 
de pana que se le ha quedado 
de mangas corta
Lo sostenía por un brazo 
la juventud de un hijo 
que le contaba cuentos
con días venideros de sol
y música en las calles,
con Navidades de turrón 
a la vuelta de la esquina
y unas migas con chorizo y vino
frente a la chimenea. 
Caminaba profundo
Clavándole bien los zapatos 
al cemento empapado de rocio
Se pegaba así a la vida
que hoy más que nunca
sabe que dura un suspiro

Amaya Martin.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Pido perdón


Pido perdón por no existir
como tú me hubieses hecho
Pido perdón por existir
sin que tú me hayas creado
Pido perdón por esta falda
si te parece corta
Pido perdón por esta falda
si se te antoja larga
Pido perdón por mis tacones
si te hacen sentir pequeño
Pido perdón por mis zapatos planos
que me hacen indigna de caminar
a tu lado
Pido perdón por mirarte de frente
como si fuésemos iguales
Pido perdón por hacerte sentir tan mal
al no haberte mirado
Pido perdón por atreverme a decir no
cuando me preguntas
Pido perdón por atreverme a decir sí
si me preguntan otros
Pido perdón por levantarme del suelo
cuando me has arrollado
Por no morirme allí
tirada
enroscada en mi
usada y rota
Pido perdón por no esperar,
quieta y fría
a que me recoja al alba
el camión de la basura
Pido perdón sobre todo por decir
que me has arrollado
Pido perdón por contárselo a otros
Pido perdón ¿ Cómo no?
por no haberlo contado
con pelos y señales
todo
Pido perdón
porque el animal que llevo dentro
(de apenas 18 años)
se echó a latir de nuevo,
quiso alcanzar la otra orilla,
se llevó algo de comer a la boca,
calmó la sed de algún modo
y durmió a la noche siguiente
en una cama
Pido perdón por tratar de vestir
de nuevo
un algo parecido
a la dignidad y a la vida
Amaya Martín



NOTA: A las " víctima" de las " Manadas " , y a todos aquellos que tienen el valor y la decencia de caminar a su lado 

domingo, 19 de noviembre de 2017

Solo aspiro

Hoy descubrí
que ya no quiero ser
grande en nada,
Nada es importante
No me importa nadie,
No me importo yo
vista de una u otra forma
He perdido viejas metas,
Hace tiempo que tapié sus bocas
Ahora todo es más sencillo
Sólo aspiro a ser:
Digna de ti,
A que te brillen los ojos
cuando digas:
" Mi madre "
Amaya Martín

jueves, 16 de noviembre de 2017

CREO EN TI

Creo en la gente que piensa,
y que pensando supera y rompe
cualquier corriente y cualquier teoría .
Creo en la gente que observa ,
que tiene abiertos los ojos a ver 
cualquier cosa
por mucho que le rompa los esquemas .
Creo en la gente valiente,
en la que no le pesan los pies ni el bolsillo,
en la que no necesita bajar la cabeza,
ni mirar a otro lado, ni cambiar de acera
para no sentirse mal con su conciencia .
Creo en la gente que no cree que todos
seamos iguales , pero que siendo distintos
no somos en ningún caso mejor o peor
que otros , y no tenemos por tanto
ni más derechos ni más deberes.
Creo en la gente humilde,
auténticamente humilde ,
en la que se sabe grande y sabe grandes
a otros. Creo en especial en la gente
que nunca dice que es humilde
pero sabe pedir perdón
y tiene el valor de rectificar
cuando se ha equivocado .
Creo en la gente sin papeles ,
que no precisa más aval que el que otorga
ser uno mismo .
Creo en la gente que vive el presente,
que apuesta por el futuro , que sabe aprender
del pasado y después enterrarlo,
para que no le ate las manos .
Creo en la gente niña , que se salva de crecer ,
que se sorprende e ilusiona a diario ,
Creo en los que llegan a viejos siendo niños ,
en los que son recordados como niños
una vez muertos, y producen en el recuerdo
una lágrima dulce y una tierna sonrisa .
Creo en la gente frágil,
en la que se atreve a llorar delante de otro,
en la que llora con otro,
en la que ve en el dolor una ocasión para nacer,
una puerta a la alegría .
Creo en la gente que se la juega ,
que sabe que no hay más muerte
que la de no haber vivido,
que prefiere fracasar a no intentar siquiera.
Creo en la gente limpia ,
que prefiere el error por pensar bien
al acierto del prejuzgar ,
y prefiere sufrir en la decepcion
a perder toda esperanza en el hombre
y en el mundo
Creo en la gente feliz , en la gente que es feliz
a pesar de todo , que trae sol y viento alegre ,
que espanta la tristeza y sacude el miedo
con una palabra
Creo en la gente que sin conocerte
te habla en un ascensor, en la parada del bus,
en la cola del supermercado ,
que te cuenta su vida entre risas y se despide
después
como si fuera a volver a verte mañana
Creo en ti,
que lees esto,
que tienes la curiosidad o la paciencia
de alcanzar estas líneas.
En ti a quien interesa
como en este caso
lo que tenga otro que decir
en cualquier sitio
Amaya Martin

martes, 7 de noviembre de 2017

Abuela


Recuerdo bien sus ojos
de un verde húmedo,
sobretodo en tardes como esta
de lluvia rutinaria
Cuando me miraba
no me miraba
a mí
Miraba lejos,
muy lejos
Creo que era a él,
a mi abuelo digo ,
(a mi abuelo que había muerto
hacía más de veinte años )
a quien miraba
En esos momentos
su mirada larga
lo decía todo,
cruzaba como un puente
por encima de nosotros
y salía
por la ventana
como un humo ansioso
Yo pude entre ausencias
conocerla ,
amarla incluso
Un día miró más de la cuenta,
y se nos fue
en silencio ( con él )
tras
de sus ojos

Amaya Martín

sábado, 4 de noviembre de 2017

Libertad

Quiero Libertad ,
Libertad como un golpe seco,
como respirar otra vez
 tras la muerte
Quiero libertad como escribir
al reves la Historia,
todas las historias
desde el punto cero
Quiero liberarme de mi futuro,
 de mi pasado,
de lo que he sido hasta hoy,
de los que me esperan como me conocen
para hacer lo que hacemos siempre
Quiero libertad de todas las enseñanzas,
de todas las creencias ,
de todas las ideas,
de todas las emociones
Dudo mucho que sean mías ....
Dudo mucho que sean de alguien
a quien pueda llamarse:  " libre "
Quiero libertad de todas las modas ,
de todos los gestos, de todos los perdón,
y todas las gracias
Que no me halague nadie,
que nadie se centre en mi,
que no me ignore nadie
Que nadie me critique
Que no intenten manipularme
Porque quiero libertad
como un delito hace años
pendiente
Quiero Libertad!
La quiero !
La amo tanto ,tanto, tanto !
que quiero  liberar la libertad
de los collares con que la llevan
por la calle sus supuestos dueños
Quiero terminar con su secuestro ,
Quiero pagar su rescate ,
Quiero quitarle todos sus vestidos,
invitarla a hablar ,
abrirle la puerta,
empujarla ,
Decirle tierna pero
intransigente   :
Marchate!
Marchate de mi,
de todo, de todos....
Marchate bien lejos
Y cuando sepas
en verdad
quien eres :
Haznos libres

Amaya Martín

sábado, 30 de septiembre de 2017

Uno de Octubre



Un  día la vieron allí,
casual ,
nacida de la nada,
aparentemente inocente,
descuidada incluso .
Pensaron que no era importante,
que era normal algún no,
algun lenguaje distinto,
alguna cara que dijera otras cosas
La dejaron crecer ,
Es  más: la alimentaron
a la teta de una diversidad
que ella misma no respetaba
Pronto quiso elevar su voz
por encima de todos
Vestir un vestido especial ,
hablar de manera inequívoca
Fue asi que poco a poco
redujo el mundo a su cuerpo ,
Llamo a los demás extranjeros,
alzo sus propias escuelas
para adoctrinar en el odio
Rugia y rugía la fiera
entre dientes , de forma sorda
Prefirieron  mirar a otro lado ,
echarle de cuando en cuando
algún  trocito  de carne,
algún sacrificio humano
que le aplacara
aunque fuera por un rato
el hambre
Y la fiera fue comiendo lo que pudo,
rugiendo a veces , otras veces callando ,
Engordó y pario  hijos,
uno tras otro,
para sus escuelas de odio
Levanto muros para que sus niños
no pudieran ver desde las ventanas
que habia otras formas de vida,
el dolor y la alegria de otros mundos .
Un día se vio satisfecha su voracidad infinita
o se cansó de vivir
como una más en la cueva
Decidió entonces salir
pero le daba miedo su pecho desnudo
Penso que seria mejor
tomar de  escudos
 a sus hijos
Aquellos mismos que pario en el odio
y crío en la ignorancia
Lo demás aún no se ha escrito
Quizás :
Mañana

AM

viernes, 22 de septiembre de 2017

Una de esas noches

Hoy es una de esas noches
en que uno deja la ventana abierta,
y entran por ella
el canto ritual de los grillos de septiembre ,
 y los miedos de toda la vida.
Hoy es una de esas noches
en la que no es posible
engañar al espejo,
y todas las palabras callan sumisas
 e invitan a hablar a todos los silencios.
En una noche como esta solo toca
sentar enfrente a la luna
y mirarla sin pestañear a los ojos.
Solo toca derramarse en un sofá,
mandar el mundo a la mierda ,
liberar todas las defensas ,
atreverse con un buen libro .
Es nuestra hora tan solo,
la hora abrupta del desnudo,
del perdón indiscriminado ,
incluso a uno mismo .
Es la hora de leer a un buen loco,
de tomarse un trozo de tarta de manzana
 y una copa de vino tinto

AM

viernes, 25 de agosto de 2017

EL TREN





Quiero un tren con alas blancas
Un tren que vuele como una paloma,
que discurra alegremente
sin más raíles que nuestras manos
Quiero un tren sin maquinista
Un tren sereno e invencible
de recia locomotora
que conduzcamos todos
Un tren lleno de ventanas
abiertas a amaneceres
que expulse como humo negro
todo el dolor que arrastramos
Yo quiero un tren infinito,
con más de un millón de vagones
para que quepamos todos
Quiero un tren que pille al miedo,
que lo haga añicos,
que deje allá por donde pase
un rastro de Paz y Esperanza,
un viento fresco de Sol
y un aroma a flor templada 
Quiero un tren solo de ida
que lleve a lomos 
a toda la especie humana,
Que pueda llegar con su música ,
su amor,
y sus maletas de futuro 
a todos los países
Quiero un tren que rompa muros,
Que abra brazos
Que invente nuevos caminos
Quiero un tren que cruce puentes
sobre los ríos 
del egoísmo


Amaya Martín.

domingo, 20 de agosto de 2017

No me mires así


No me mires así, con esos ojos calmos, 
con esa devoción abierta
Yo no soy mejor que otra y lo que tú ves 
no es más que una mujer
con mucho corazón y poca cabeza
Una mujer de tierra quemada,
Un montón de ladrillos de miseria
Un puñado de horas fatigadas,
de tazas de café, de sueños arrugados
en una papelera
Sin embargo es cierto que algunas veces
llevé vestidos nuevos y me hizo
el amor la vida
Fui feliz
¿Qué duda cabe?
Y soy feliz ahora:
Así, contigo,
Medio rota,
Desnuda



A.M.

jueves, 29 de junio de 2017

MEDIO SIGLO

A nuestra Madrina( María Dolores García Escaño)

Medio siglo cumples
hoy
Medio siglo que te pones por montera,

que te cuelgas como una medalla de luz
sobre el pecho,
que nos lanzas atrevida
como una flecha victoriosa
desde tus ojos de almendra
Medio siglo entre tus pacíficas cejas,
entre tus dientes alegres de luna,
entre los pliegues de tu vestido de seda,
entre tus manos tibias de algodón dulce
nacidas para la ternura
Medio siglo de nata y barro,
de lluvia serena y de tempestad,
de aires cálidos y calma chicha,
de mares rojos y cielos naranjas.
Medio siglo en tus pies de nácar,
cansados de aprender tragando el polvo
de los caminos ,
ganando zancada en cada victoria,
ganando dureza en cada derrota
Medio siglo en movimiento
con sus valses y sus pausas,
con su ruido y su silencio,
con su hilo de dudas
con su pañuelo de esperanza al viento,
con su semilla de Amor y de paciencia
arando el mundo
sin saber ( porque nunca lo sabemos)
si habrá cosecha mañana
Hoy que cumples
medio siglo
solo aspiro a tener lugar
en tu mesa y en tu vida,
a que brindemos juntas
sin decirnos nada
otros cincuenta días como hoy,
otro medio siglo
Amaya Martín

domingo, 11 de junio de 2017

LA VIDA NO ES UNA PELICULA ( EN MEMORIA DE IGNACIO ECHEVERRÍA)


 
 
 
En las peliculas el bueno, el héroe, el de los valores y la fuerza, el que se la juega por otros , siempre gana , y todo se supone que va a ir ya bien, y ahí termina la película. Por eso a todos nos gustan las películas de héroes y a todos en la infancia nos gustaba jugar a serlo. Pero la vida no es una pelicula y nuestro " bueno" , nuestro " héroe " , no llevaba capa, ni antifaz, ni tenía superpoderes. No habia sido entrenado tampoco en ninguna agencia ni organismo secreto, y no tenia consigo ningun arma especial camuflada. Tampoco puso atención en si alguien mas le seguía, le cubría o le apoyaba . Nuestro bueno, nuestro héroe era un chico aparentemente normal, que habia cursado sus estudios, que trabajaba ( tambien estuvo en el paro como tantos esperando con ansiedad y preocupación el trabajo), que hacía deporte cuando podía , que tenia sus amigos , sus planes e ilusiones de futuro. Un chico aparentemente normal que cuando presenció como intentaban acuchillar a otra persona detuvo su bicicleta ( en ella tenía más facil que nadie huir deprisa ) , se apeó y se lanzó con su monopatin contra el atacante. Cuando al asesino se unieron los otros dos tampoco retrocedio y continuó luchando armado con su monopatin contra los tres al mismo tiempo, hasta que una puñalada por la espalda ( como no podía ser menos viniendo de una rata) lo tiró al suelo. Durante estos largos minutos montones de personas pudieron seguir corriendo y ponerse a refugio de las cuchilladas . Alli murió nuestro héroe, nuestro bueno, salvando la vida de otros muchos seres humanos. Así no terminan las peliculas de héroes , pero esto no es una película, es la vida, y el escenario es el mundo. Las peliculas nos enseñan que el bueno, el héroe , siempre gana. Ignacio Echeverria nos ha enseñado que en la vida y en el mundo ( que no tienen " The end" ) gana quien teniendo como él: PRINCIPIOS, INTEGRIDAD, COHERENCIA Y VALOR EN MAYUSCULAS , es capaz de recordarnos qué debe ser un ser humano y a qué debemos aspirar en nuestra ética y conducta si queremos tener un mundo digno. Yo , por Ignacio, estaré de luto publicamente lo que queda de mes , y en lo privado eternamente. Se une a mi dolor la luz y la esperanza que nos ha dejado. En esa luz y esa esperanza seguiremos el camino, porque esto no es una película, la vida no acaba . Gracias Ignacio.
 

domingo, 28 de mayo de 2017

...Y somos cuatro

A JA Azpeitia, compañero de camino y sueños:
 
 
Yo no supe que era amar
hasta que tú
llegaste a mis brazos
Amar de AMOR,
quiero decir,
AMOR escrito con leche y miel,
con ojos limpios, con piel de niño,
AMOR cantado, AMOR de nana,
en notas dulces,
incontestables

 
Hoy que van
cuando venimos,
que nos sentimos profundo,
que nos miramos sencillo
como tan solo se mira
quien no necesita hablarse

 
Hoy que alcanzamos
Itaca
pasamos lista
y somos cuatro
 
 
Amaya Martin.

sábado, 13 de mayo de 2017

Apuesto por ti

Apuesto por ti,
por tus flaquezas,
por tus derrotas y tus insomnios.
Me apuesto asi,
toda desnuda y entera,
y me apuesto parte a parte...
en cada grado que cede la dignidad de tus hombros,
en cada no y cada espalda que te carcome los huesos...
Me apuesto ahora...
Mañana es tarde...
Mejor ahora,
en este instante preciso
y en todos los que precises
de ahora en adelante...
y apuesto bien...
mejor que nadie,
contra todos los pronósticos...
cuando me apuesto a ese malva
vencido de tus ojeras,
cuando derramo mi fe
en el zigzag quejumbroso de tu entrecejo..
Y es que yo
también me se
de carne tierna y de aire,
limitada y vulnerable
a la lluvia y a la herida,
al tropiezo y a la lágrima..
y sin embargo,
soy grande..
como es grande cada dios
que nos espera en lo humano
 
Amaya Martín.

lunes, 8 de mayo de 2017

Ha pasado el tiempo


Ha pasado el tiempo
¡Como pasan y nos pasan
dejándonos atrás
los años!
Sin embargo aún me recuerdo
caminando a tu lado y entre tus consejos
mientras tú, 
mitad padre, mitad amigo,
(y todo por un rato)
me enderezabas al  " médico"
que llevo dentro
Cierto es que aún no sé
qué parte de mí
es la que más te debo...
La que hace " bien"
sin duda alguna
Aquella que porta la fuerza
o la esperanza,
o el saber , o  la destreza
o quizás
sencillamente
la que lleva en las manos el Amor:
La más necesaria

Amaya Martín

jueves, 4 de mayo de 2017

Sin voz

La palabra más grande,
la más sonora,
la más rotunda,
la más eficaz,
la más eterna incluso...
no puede decirse
Esa palabra no tiene voz
No hay aire lo suficientemente robusto
para cargarla a sus hombros
Por eso a veces
la gente se mira
y solo
llora
 
Amaya Martín

domingo, 30 de abril de 2017

Esta lluvia

Yo
Esta lluvia de palabras
que nunca digo
Estas ramas de viento
que me sacuden
Estas nubes de muecas
en los cristales
Que pase
Que todo pase
Que pase todo
Y que siga
Que deje atrás esta puerta
de mi incertidumbre
Que me deje atrás
Que me olvide


Amaya

miércoles, 26 de abril de 2017

La guerra y la palabra

Que me perdonen el yo
y el aquí
Que me perdonen la manera
y el ahora

Que me perdonen la bala
y la trinchera, y los cadáveres
a cielo abierto
y la falta de cordura


 Yo no soy este aguijón tenaz,
ni este grito profundo y viejo
como la tierra, ni

 esta bofetada de viento 
ciego,  
ni esta tromba de agua
herida
entre las manos.


 ¡Que me perdonen !


Que me perdonen
como puedan

Que me perdonen
la guerra 
y la palabra.

 

Amaya

domingo, 16 de abril de 2017

Con mis ojos



Hay quien dice que te pareces más a papá que a mí
Porque eres abierta,
sociable, simpatica, locuaz
y no un " perro verde"
como tu madre...
Dicen que mas allá de tu
-innegable -
femineidad
le das un aire incluso
en esas cejas arqueadas de asombro ,
y en la sonrisa amplia y picarona,
y en esa frente noble y despejada
Dicen también que se te nota mucho
 que eres más que medio vasca
Que lo canta tu rh negativo,
la fortaleza innata de tu cuerpo
y las dos manzanitas rojas
de tus mejillas arreboladas
Sin embargo yo,
que te soñé antes de existir,
que te parí de mi sangre
y te amo como amaba Dios al mundo
antes de crearlo
 sé muy bien que todo eso
no es más que fachada
Quien así lo juzga ,
Adriana,
aún no se ha dado cuenta
de que miras
con mis ojos
 
Amaya Martín

domingo, 9 de abril de 2017

Vuestras primeras palabras

Tu no te acuerdas ,
Gorka,
pero hubo un dia de 7 meses
en que mi cuerpo fue vuestro hogar...
Habia de todo:
-Me consta bien...
Porque yo lo fabricaba-
Buena cama y compañia, buen amor

y buen oxigeno
para llevarse a la boca

 Ya no te acuerdas
Gorka
pero éramos tres en uno
y yo me acariciaba en cada palmo

 de la piel
que pudiera cobijaros


 Luego prestaba atencion
temerosa,

ilusionada
Y respiraba tranquila
cuando desde dentro
ascendía
poderosa
Incontestable
una ola de ternura


 Fueron esas
en verdad
vuestras primeras palabras

 
 
Amaya Martin