martes, 31 de marzo de 2009

En casa


Con el viento de frente te encuentro, perdida en el horizonte sol de tu mirada dulce, caramelo y chiquilla .Te he echado tanto, tanto de menos, que no era yo sin tí y mi vida era un reloj sin horas, y ahora que descanso allí, sobre tu pecho, entre tus brazos.. siento, sé que he llegado a casa. Por encima de todas tus dudas, comiéndonos el miedo, bebiendo de tus labios. He llegado a casa, y saber que siempre estuvo ahí, entre tus manos, en tus palabras, tan lógicas, tan calculadas, tan sencillas y tiernas a un tiempo, tan queso y miel, tan pan de esta mañana.., y respiro la paz en tu pelo.., y me rompo de amor en tu cara..

..y he guardado las maletas para siempre, porque he llegado a casa

7 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Wow que hermoso poema. lo he guardado con la dulzura que tus versos se lo merecen..

saludos fraternos con mucho cariño

un beso

DIAVOLO dijo...

Qué bien suena todo esto, Amaya. Promete felicidad, serenidad, calma, ternura, tranquilidad, amor puro...

Que así sea, pues.

Un millón de besos.

Malvaloca dijo...

Espero que hayas disfrutado, descansado y recargado las pilas, muuuuucho.

Yo también me alegro de tenerte de vuelta en esta casa a la que das color y calor.

Un besote

SOL dijo...

Bienvenida a la serenidad de tu casa.. sobre todo a la de tu corazón!!!
Besos cielo!!!
Llenos de luz como siempre!!!

Malena dijo...

Llegar a casa sabiendo con certeza que hay unos brazos que te esperan para no dejarte marchar más es algo maravilloso.

Bienvenida, Amaya, corazón.

Mil besos y mil rosas

P.D/ Es mi nueva despedida porque es precioso regalar besos y rosas :)

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

¡Cómo me gusta ese final!.

"y me rompo de amor en tu cara"...

No se, al leerlo me imagino una explosión una fusión, mil pedazos recogidos e integrados en el otro. Es violento pero tan bonito...

Buscar refugio, puerto es nuestro destino. Encontrarlo, quererlo es ya cosa del destino y de la fortuna.

Tu lo has encontrado, ¡Celébralo!.
Y cuidalo con esmero y cuidado.

Besos amiga, besos.

indya dijo...

Brindo por tí y por ese nuevo camino.

Muakkisssssssssssssss