viernes, 30 de octubre de 2009

Puertas al campo..

..¿Y dónde voy..,y dónde vas..,y dónde vamos?
¿Dónde termina el camino que no empieza en ningún lado?
¿Cómo se juega, cómo se gana sin poder tirar los dados?..
..¿Y cómo se pierde sin jugar..? ¿Cómo se vive sin vivir?
¿cómo se vive sin morir si no vivo entre tus manos..?
¿Cómo se aparca el corazón en zona azul y previo pago?
¿Cómo se fuma un sentimiento..,y se consume en cenizas,
y se aplasta contra el suelo, como si fuera un cigarro..?

12 comentarios:

Sol dijo...

Siempre me sorprendes y me quedo preguntandome como de cosas tan simples y de todos los dias, haces un escrito bellisimo relacionado con el sentimiento mas bello, el amor...
Felicitaciones amiga, de corazón!!!
Buen fin de semana!!!

Albino dijo...

Vayamos donde vayamos, lo importante es ir sin mirar para atrás.
Hay que jugar para tener la emoción de ganar.
Y si es en pareja, mucho mejor.
Besos

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Amaya y como no quedarse prendado de tu verso emocionado?
Amor a bocajarro, no hay mejor disparo de adrenalina que sentir ese fuego desbordado, salvaje, brutal. Iluminando todos tus actos, encaminandote con descaro a entregarte sin reproche...

Uhmm que maravilla¡¡¡, Me considero adicto.

Besos amiga¡¡

seo dijo...

como me gusta esa cancion¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Inés dijo...

Amaya, el amor es círculo una vez que encontramos el amor verdadero, Y es que el amor es tan fuerte que es imposible negarlo sin vivir y continuar el camino...

Me encantó Amaya, profundo e intenso.

Muchos besos para ti,

Ana dijo...

Llevas mucha razón...Lo has descrito con mucha intensidad.

Me encanta Revolver...

Muchos besitos.

Malena dijo...

Mi querida Amaya: No se le pueden poner puertas al campo cuando hablamos del Amor, pero así: Amor con mayúscula.

Cuando entramos en ese terreno todo es válido. Desde las alegrías, las esperanzas, las desilusiones, los desengaños y debemos aceptarlo y vivirlo con intensidad e incluso con impotencia cuando vemos que no podemos realizar lo que tanto deseamos.

¿Cómo poner puertas al campo? ¿Lo sabes tú, mi querida Amaya? Porque yo todavía no he podido ponérselas.

Hermoso poema con una gran fuerza.

Mil besos y mil rosas.

Felipe Sérvulo dijo...

Abrazos mil. Un placer leer lo que tan bien expresas.

cosasimpropias dijo...

en el amor siempre hay muchas preguntas y pocas respuestas

delfin en libertad dijo...

Mi querida Amaya, la profundidad de tus palabras cargadas de emociones y ésta forma exquisita de plasmar sentimientos, son las preguntas que inundan mi alma en éstos días. Es mejor amar, amar intensamente, sin preguntas, después dios dirá. Un abrazo enorme sin respuestas.

azpeitia dijo...

La vida esta constituida de millones de puertas que podemos abrir o no, pero cuando traspasamos una dejamos atrás las otras posibilidades y seguimos encontrando nuevas puertas, y siempre la incertidumbre de elegir una entre miles....un día al abrir la última puerta, no lo sabremos...nadie nos avisará que es eso, la última...y ya no habrá más puertas...y estaremos solos en esa última vuelta a la ruleta de la vida, que nunca deja de ser un juego, en el que como en la realidad, siempre gana la Banca...que bello es tu sentimiento y cuanto entiendo lo que sientes...un beso de antonio azpeitia

misántropo dijo...

Ese eclipse de la razón,
relámpago que deslumbra,
nuestro ego se encumbra
nos desnuda el caparazón.

A la intemperie nos deja
desnudos ante el abismo
o ante ti que es lo mismo
como lluvia que no cesa.

Beso