sábado, 21 de febrero de 2009

Decisión


He decidido olvidar..,
desterrar esta sonrisa
de pirata y mona lisa
que esconde mi soledad..

He decidido plantar
en el jardin otras flores,
enterrando los colores
de estos sueños sin final..
He decidido enfrentar
con valentía el futuro
y esa verdad al desnudo
que representa el saber
que en tu corazón no existe
lugar para mis latidos ,
ni en tu camino hay camino
ni en mi querer hay poder..
..y he decidido guardar,
aunque me duela la vida,
de mi cariño el abrigo
y de tu voz el sonido
en el fondo del arcón..

..y sé que al hacerlo pierdo
parte de mi propia esencia,
este resto de inocencia
..y la mitad del corazón..


Posdata: a veces hay que elegir..el corazón o la vida..

lunes, 9 de febrero de 2009

Un corazón en el río..

Se han cerrado las puertas de la Mezquita, como siempre a esta hora, con un golpe seco..Hace calor, un calor bochornoso, ardiente..que casi quema la garganta..Aroma a jazmin e incienso, silencio y pisadas que discurren apresuradas sobre el empedrado, voces lejanas, risas aisladas y varios acordes de guitarra flamenca que rompen la noche..

La Córdoba gitana y mora, cruce milenario de las tres culturas, judía, musulmana y cristiana parecería lejana e imposible de recuperar de no ser porque alli, en su centro neurálgico, su tradicional "judería"..perviven con más fuerza que nunca los ancestros de su pasado, mecidos por aroma a incienso y esencias, perdidos entre los ecos de las callejas viejas, retorcidas y estrechas..


En Córdoba la luna es muy grande, más grande, plateada y brillante que en cualquier otro lugar de la tierra..Nadie sabe por qué.., pero es así.., hay quien dice que sucede porque , gitana y coqueta como es, se acerca a contemplarse en el Guadalquivir hasta casi caerse dentro..y debe ser cierto porque su magnetismo se siente brutal e intenso sobre el puente de San Rafael que corona el río..

Solo bajo una influencia lunar semejante pueden entenderse algunas cosas que, de cuando en cuando, pasan por alli..

Allí baila sobre el agua la pasión..,, alli corren entre el viento mil historias llenas de magia..


Ella lo sabía,aunque nada de lo que contemplaba,avanzando por la avenida entre los altísimos edificios y el ruido de los coches parecía acorde con todas aquellas historias..

El tiempo se encargaría de demostrarle una vez mas..,que las apariencias engañan y que cada cosa es lo que es.., se vista como se vista..

Había llegado alli para estudiar Psicología.., y en aquel momento no sabía con certeza qué la tenía tan en tensión, si el comienzo en la Universidad o haber puesto por fin los pies en Córdoba..

Cuando le conoció le pareció un hombre más, un profesor anodino, casi aburrido..de hecho, al entrar como alumna interna en el departamento casi le fastidió tener que lidiar a diario con aquel tipo..

Unas semanas después cambió de parecer..,al notar que poseía una mirada magnética,brillante, acaramelada..y un tono de voz grave, firme y dulce a un tiempo..más propio de un encantador de serpientes que de un ser humano normal..

Un día le propuso ir al cine..a ver una película, tonta como pocas..y al salir la invitó a tomar una copa en su casa..De no haber habido luna llena, de haber recordado que sólo contaba con 18 años en su haber..y sobre todo...de no haberle mirado a los ojos en aquel preciso instante..nunca hubiese dicho que sí..

Cuando se cerró la puerta del ascensor la abrazó con desesperación, sintió arder el pecho contra su cuerpo..y supo que ya no había marcha atrás..

En el piso no se molestó en servir la copa, la hizo pasar primero y estrechándola con firmeza por la espalda la desnudó prenda a prenda, integramente..

Aquella fué la primera vez.., la primera de tantas que se sucederían..siempre allí, en el anonimato y la oscuridad de su casa..Pronto descubrió que nadie más sabía de su existencia, ella era una alumna y él un profesor asociado y era algo que no debía salir a la luz...


A ella no le importaba el secreto, lo que en realidad le dolía era su aparente desinterés.., siempre que se veían era producto de una llamada que ella hacía.., y siempre habían de verse allí, en su casa..Ella venía, él le habría la puerta y le hacía el amor..una y otra vez, y siempre igual.., no había rosas, ni "te quiero",no había amor, ni promesas de ningún tipo...Intentó seducirle,le susurraba entre gemidos tiernas palabras de amor pero él parecía inmune..y al marchar, cerraba tras de si la puerta bañada en lágrimas..

Quiso dejarlo..pero ya no podía vivir sin él, pronto pensó que aquello era mejor que nada..y se hubiese conformado con lo que tenía si aquella tarde no le hubiese visto almorzar con una de las profesoras del departamento...Temblando se sentó en otra mesa, fuera de su vista y pronto salió de dudas..Tenían una relación..

Aquella noche volvió al piso a pedirle explicaciones al respecto..Nada más llegar y antes de que abriese la boca él la silencio colocando su dedo índice sobre los labios de ella, acto seguido la tomó, dulcemente, en sus brazos y llevándola al dormitorio la amó intensamente, una vez más..
Cuando terminaron, aún desnuda y con la respiración entrecortada se lo volvió a preguntar:
- "Tienes algo con ella?"-
Él estaba en pie, contemplando la calle desde la ventana y al oirla se dió la vuelta lentamente.. Comenzó a reirse, primero levemente, después en una amplia carcajada..y de repente viéndose alli, tan vulnerable y ultrajada..,se sintió la mujer más pequeña,absurda, patética y utilizada del mundo entero...

No supo que más decir, ni tan siquiera lloró..

Aquella fué la primera lección que Teresa aprendió en la Facultad..,hoy es profesora en ese mismo Departamento, quien la conoce dice que no tiene corazón..,y yo sé por qué.., lo tiró al río una noche de luna llena..