martes, 18 de mayo de 2010

Agujeros negros



..a veces me puede la impotencia,
la falta de manos infinitas..,
de estrellas que guien los caminos..,
de cielos que abarquen universos..

..a veces me duele la indolencia,
la falsa verdad..,la hipocresía,
la triste careta de la vida...

..Quien ha visto al ser humano?
Qué nos quedó alrededor?

..Sólo nos llama el desierto..,
no hay oasis de agua fresca..
bajo el sol abrasador..

..nos moriremos de sed,
nos quemaremos la piel ..
ante la vista del otro..

..nos hundiremos sin más..
entre dunas de egoismo..
Amaya

11 comentarios:

MarianGardi dijo...

Me uno a tu grito Amaya, siento lo mismo.
Buen poema, poeta.
Un abrazo

azpeitia dijo...

..nos moriremos de sed,
nos quemaremos la piel ..
ante la vista del otro..

..nos hundiremos sin más..
entre dunas de egoismo..



Nada es tan abrasador, tan terrible como el sol de la soledad entre la multitud que nos rodea, que acaba consumiendo nuestras fuerzas y el deseo de sobrevivir a un mundo que se precipita en el vacío de su propia incongruencia. Amaia, una vez más tu poesía es una denuncia fuerte, contundente a algo que todos contemplamos cada día, pero que por cobardía no nos atrevemos a denunciar, como si todo fuera normal...cuando no lo es en ningún sentido. Lo haces con la belleza de tu poesía llena de fuerza y delicado sentimiento hacia tus semejantes...eres poeta...no puedo decirlo más alto...un abrazo de aspeitia

Marcos Callau dijo...

Un desiero muy árido elque describes con tus certeros versos, Amaia. Enhorabuena por otro magnífico poema.

luciernagadeluz dijo...

Hay una batalla en ese desierto difícil de ganar, mientras sus líderes, la insensibilidad y la codicia, tengan el poder. Es difícil, pero no imposible si la humanidad quisiera. Me encantan hoy tus versos, están cargados de esa sensibilidad que tanta falta hace, para poder convivir mejor. Un beso grande

Marisa dijo...

Tus versos reflejan
la realidad vivida,
llena de egoímos e
incomprensión en donde
no cabe el sentimiento
por el ser humano.

Me gusta mucho tu poesía.

Besos

moderato_Dos_josef dijo...

creo quen por desgracia tu excelente poema es muy premonitorio, teniendo en cuenta tal y como va la cosa. esperemos que algo cambie en la humanidad. de momento no se percibe cambio alguno.
Besos.

silencio dijo...

hola amaya.
y es que como no sabemos donde vamos. Todo a nuestro alrededor nos da igual y no nos paramos a pensar para salir de ese desierto de sentimientos contradictorios que nos haga ser mas alegres y amigables.
Siempre que vengo a tu blog encuentro cosas preciosas. bellas palabras que me encantan como maravillosa eres tu. besos.

misántropo dijo...

Sabes que no es cierto
ni por un momento dudas
que oculto tras esas dunas
sigue el cielo abierto

o un oasis
y refugiarte de la tormenta
(se que no borraré tu afrenta
pero casi)

Beso

El vecino del 4º dijo...

y... sin embargo...cuando ella llora y está en el fondo del sinfondo de toda esta marabunda diaria...yo???...como si nada pasara le pongo la mejor sonrisa, cuando ella calla, yo hablo, cuando ella grita, yo la calmo, y sin embargo...cuando ella ve el mundo negro de su negritud más profunda...yo?...procuro enseñarle que siempre hay un punto de luz en todo el gris del universo...
en definitiva...estando muy de acuerdo con tus versos...los sigo al pie de la letra...me niego a que me devoren mis sueños, mis utopias, mis luchas perdidas, mis avances inútiles...mi risa es mía...

amaya...una vez más te invito a que sigas poetizando tus adentros...estaremos por aquí...

besos desde el otro lado de la luna

el vecino del 4º

delfin en libertad dijo...

A veces cuando nuestra sensibilidad traspasa mas allá de los huesos, nos inunda, nos condena a sentir y a envolvernos en esa tormenta gris... y duele el alma.
Pero a pesar de todo lo oscuro, yo guardo esperanza en un mejor presente y mañana, mientras existan buenas personas colonizando sueños poniéndolos en práctica, construyendo horizontes azules, amando, sé que hay grandes seres humanos edificando, denunciando, pero sobre todo querida Amaya amando a todos los seres vivos sin distinción alguna. Están, si sé que están, ahí construyendo. Hermoso, muy hermoso tu poema. Un inmenso abrazo querida poeta de ahí tu gran sensibilidad, siempre es un placer leerte.

Belkis dijo...

Más que los agujeros negros de nuestra tierra están esos agujeros negros de nuestra consciencia que están formados por conductas como la desidia, la indiferencia, la necedad, el egoísmo, la frialdad ante el dolor ajeno…fantasmas cotidianos que deberíamos vencer y erigir la honestidad como rectora de nuestra conducta, entre otros valores.
Profundo poema Amaya
Un abrazo