domingo, 3 de octubre de 2010

Mira!


Mira alrededor, niña rica!

Por encima de tus uñas,
de tu perfume chanel..
y de tu pelo planchado,
de tu sonrisa postiza
y de ese "gloss" de tus labios,
pasan hambre, dolor y miedo..
los mismos que lo pasaron..

Tienen carne y corazón..
que reposa entre cartones,
que se vende en las esquinas
por un mendrugo de pan,
por una noche a cubierto,
por una raya de coca..


Son los hijos de esa Patria
con que te llenas la boca,
son hermanos en el Dios,
ciudadadanos en la Ley..
que con orgullo pregonas..


Mira alrededor!




Amaya


PD:
No se puede explicar la sensación que produce ver bajo los soportales de las grandes plazas, entre terrazas de copas y escaparates..la gente sucia, abandonada a su suerte, con la mirada ausente, agazapados por miedo entre los cartones.., invisibles!..


Estas letras de hoy no tienen nombre ni sexo, no entienden de nivel cultural ni de clase social..
Mi "niña rica" es la Indolencia, que como bien decis, nacida como es del egoismo, es un mal universal..., que mantenemos ahi, entre todos, cuando ante el hedor de lo humanamente  inadmisible miramos hacia  otro lado..
Esa indolencia, además, es atrevida, y resulta indignante comprobar que se permita cosas asi, mientras habla de moral , de igualdad y solidaridad, de bonitos patriotismos.
¿La Administración? la elegimos todos, ésta de ahora, la que hubo antes, la que habrá después..
La Administración también depende de nosotros, y más aún, de nuestro silencio, porque esa gente vive exiliada en el olvido y no tiene voto ni voz..
Seguramente si lo tuviera, si la "buena vida" de alguno dependiera de lo que dijeran, otro gallo les cantaría

12 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Impactada por tus versos y tus sentimientos, te dejo algo que escribí sobre este tema, tras leer una pintada en una pared de Vancouver:

http://azulmareterno.blogspot.com/2010/06/homeless.html

Besos.

Marcos Callau dijo...

Efectivamente es una visión cruel, quizá la más cruel de este sucio e injusto mundo. Una buena muestra de que la poesía sirve para muchos más menesteres que agradar o complacer. En este caso también viene para elevar un grito de justicia, una reivindicación necesaria.

Terly dijo...

Con estos versos, querida Amaya, nos has puesto gafas a todos. Tienes razón, pero no son sólo las pijas, somos todos que casi los pisamos y no los vemos. En este caso, la pija más pija de todas, es la própia administración a la que le pagamos nuestros impuestos y lo despilfarran de mala manera sin cubrir estas necesidades que son las más "NECESARIAS"
Un beso.

Lola dijo...

Amaya cariño, te has coronado. Genial la poesia. Un beso bonita

delfin en libertad dijo...

Terrible es la sensación de la indiferencia, del olvido ante el dolor y la necesidad, del olvido de las fuerzas sin querer ayudar, de los brazos que corrompen y no abrigan.
Es injustificable el olvido. Bello poema, un clamor, un lamento con el corazón abierto a la solidaridad.
Me has emocionado. Un abrazo inmenso, inmenso como mi mar.

TORO SALVAJE dijo...

No solo ha de mirar la niña rica, también el panadero, la dependienta, el director de banco, el policía, la agente de bolsa, el administrativo, la empresaria, el paleta, nosotros... todos estamos ciegos de egoísmo.

Besos.

Laura Caro dijo...

De vez en cuando, cada poco tiempo, algo ( palabras, imágenes, actos...) nos impactan por su contraste con esa otra realidad que nosotros vivimos.
Como Toro, creo que todos tendemos al egoísmo sin querer y es necesario bajar de la nube de algodón y tocar el suelo.
Gracias por ser esta vez tú la que nos trae la reflexión y la que nos deja su mirada para que no olvidemos.
Un abrazo, Amaya.

Belkis dijo...

No a la indolencia, a la indiferencia, muchas veces producto de un fatalismo generado por la desesperanza. Sí a la sensibilidad, a la solidaridad, al entusiasmo y a existir con sentido gregario y social.
Una vez más demuestras tu gran corazón Amaya, al escribir tu sentir con tanta fuerza.
Te dejo un saludo

isla dijo...

Es bueno que se nos "revuelva" la memoria no dejando pasar demasiado tiempo.. en éstas y otras injusticias, yo te doy las gracias.
un beso
isla

Alma naif dijo...

Parece y tristemente esta imagen estamos viendola cada vez mas y en todas partes...
No... no me quedo con los brazos cruzados ...no porque no puedo mientras yo tenga un techo...
En Buenos Aires en estos ultimos dias de invierno, voluntarios de todas partes hemos estado acompañando las noches mas frias, alcanzandoles algo caliente, un rato de compañia y otras pequeñeces... y digo pequeñeces porque eso no alcance... es como una migaja para un dia!!!
Los de mayor poder deberian hacer algo, mientras tanto, nosotros como sociedad no debemos dar vuelta la cara a esta realidad!!!
Besos cielo!!!

azpeitia dijo...

Poesía con sentimiento y mensaje profundo de lo que debería ser y no es...Una Nación y un gobierno insensibles a una tragedia social a la que no se hace frente, no entendemos por qué.
Salir en Madrid o ya muchas poblaciones de noche, es un espectáculo tremendo que nos llega a lo más hondo....Gracias una vez más Amaya por tu enorme corazón que nos denuncia una situación tan lacerante...de una forma tan bella...un beso de azpeitia

javier dijo...

lamentablemente es algo que se repite en todos los paises de todo el mundo