domingo, 30 de enero de 2011

Sola


Déjame sola!
con el granito roto ,
con la ruleta rusa que gira loca,
con la tumba de mi abdomen,
con su implacable losa,
con esta pesadez agria de alas,
con las manchas de café sobre la alfombra.
Déjame sola..sola!
Con esta llaga sin cura,
con esta fiebre maldita
que es el pecado de amarte,
con el veneno que quema,
que desgarra mis entrañas..
..déjame sola!
Es tanto el ruido en mi pecho!
tan gris el llanto siniestro
de las cadenas que arrastro..
que mi aliento en tu camisa
pinta carmín de amargura.


Amaya

23 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

cuidado con esas soledades, a veces puden llegar a ser demasiado penetrantes, por no decir desquiciantes.
Unpoemaexcelente!
Besos.

Arantza G. dijo...

Ayyy, se me ha quedado una pena que como espina hiere.
Besos preciosa poeta.

Narci dijo...

Precioso y triste poema, desgarrador, con esa aliterarión de líquidas en los primeros versos, que dan la impresión de comenzar el recitado con un río de lágrimas.. mmm. Sublime, de verdad, me ha encantado.

Saludos

Lola dijo...

Hasta el dolor lo haces hermoso, eres un cielo Amaya. Besitos

Salvochea dijo...

Preciosos tus versos.

Siempre es un agradable placer leerte.

Saludos desde El Bierzo.

Paloma Corrales dijo...

Es tan triste como bello...

Un besazo, Amaya.

De cenizas dijo...

Mejor sola que mal acompañada....


besos

isla dijo...

.. si alguien recita "sola".. es imposible no quererse quedar a su lado..

aunque nadie se merecería estar así..

hermoso... impecable...sensible
- sentir y saber explicar -
un abrazo
isla

alma dijo...

Desgarradoras letras...

Besazo.

razul dijo...

Amaya, precioso, como ya han comentado, desgarrador; me trasmites el dolor y siento la presión de esa "losa" que en mayor o menor medida todos hemos experimentado. Y nada mejor que estar sola para escribir estos versos. Un beso y ¡ánimo!

azpeitia dijo...

Te seré tan sincero esta noche...
que no habrá ni una gota de lluvia...
ni un suspiro del aire
que no te lleve esta noche mi amor...
Entraré en silencio, sin romper el cristal de tu sueño...
Te diré tantas cosas pensadas
tantos silencios vencidos...
que no existirá ni una duda ni un temor, solo tu ausencia...
que inunda mi inmensa soledad...
¡Te seré tan sincero esta noche...!

La belleza se viste de muchas formas, aunque en este caso sea de una especial tristeza que trasciende a quien te quiere de verdad...un beso desde azpeitia

Marcos Callau dijo...

Qué bonito ese final de huella con amargura en una mancha de carmín. Estupendo Amaya, me ha resultado precioso.

Emilio dijo...

Te entiendo perfectamente, Amaya, y por eso te dejo un abrazo solidario.

Y un beso, con mi admiración por tu poema.

MarianGardi dijo...

Que mi aliento en tu camisa pinta carmín de amargura.
Fuertes y rotundos estos versos que claman la soledad.
Tu fuerza hace temblar.
Un abrazo

Mery Larrinua dijo...

Hermoso poema, fuertes sentimientos!
un beso

Juan dijo...

Pero solo un momento, que estar mucho tiempo sola no es bueno. Un besazo.

AlsurdeGranada dijo...

...de esas soledades profundas brota la luz que siempre acomapaña a las estrellas.

Un abrazo
JR

Marisa dijo...

Un poema que pinta
melancolía y amargura
en las palabras,
bella vehemencia.

Un abrazo grande.

angelcifu dijo...

Amaya,qué poema tan desgarrador...que amor de mares adentro. Sigue guardando la leña,
sigue defendiendo este amor hasta que llegue el viento y la encienda.
Tu esfuerzo merece recompensa.

te lo dice quien también sufre condena...

...estás invitada a pasear por mi desierto, compruébalo tú misma.

http://cequiembellitledesert.blogspot.com/

Terly dijo...

¡Cuánto dolor!... ¡Cuánta amargura desprenden estos versos, querida Amaya!... Pero qué duldura en el decir...
Si te deja sola, que nunca te sientas sola.
Un beso.

Leni dijo...

Desde la belleza de las letras...
Desgarra...
Es esa soledad que uno solo puede curar dejando que la herida duela.
Imágenes que tal vez...por sentidas,
entiendo.

Todo pasa.
Hasta la soledad.

Besos

Belkis dijo...

Hermoso, profundo, rotundo, contundente, con una fuerza que asusta. El silencio, la tristeza, la soledad a veces se hacen necesarios para evitar los espejismos que sólo nos traen vacío.
Espero que nada tenga que ver con tus sentimientos porque no naciste para estar sola, sino rodeada del cariño que te profesan quienes te quiere de verdad.
Un abrazo muy grande y mi admiración por tus bellos poemas

ROCIO dijo...

Amaya destilas una gran fuerza y así es a veces duele tanto el amor o mal amor que se mejor estar sola llorando o destilando amargura.

Plas plas, te aplaudo.

Besotes.

Rocío