domingo, 16 de enero de 2011

Vivirte


Vivirte es nacer..
de espaldas a todo,
sólo para ti..
y que me tomes así..
desnuda, candente
en mi inocencia,
respirando la vida,
por vez primera,
en la cuna de tu pecho

Vivirte es avanzar..
sin techo que me cobije,
sin la firmeza de un suelo
Avanzar a ciegas!
Rompiendo cadenas,
libre de recuerdos,
sin mirar atrás,
sin pedir permiso


Vivirte es atreverse,
poner riendas al viento,
nadar contracorriente
el agua de tu risa,
beberla toda,
beberte entero


Vivirte es penetrar
las rendijas de tu alma
..y encarnarme en ti..
de forma indisoluble,
que me sangren tus venas,
que me lloren tus ojos,
que me sude tu cuerpo
para siempre..


Yo sé bien lo que es vivirte
..y te vivo a mi manera,
desde este rincón oscuro,
este vientre de tormenta,
invisible para todos,
en el que siempre te espero

Amaya

23 comentarios:

Marisa dijo...

Amaya tus poemas
siempre bellos, siempre intensos
y este está lleno
de sensual sentimiento.

Un abrazo muy grande

Belkis dijo...

Sencillamente encantador el sentimiento que te inunda y que con tanta belleza y ternura manifiestas Te creces en esa espera que te recompensa con la dicha de vivirle. Te dejo un abrazo y mi admiración por tanto talento. Hermosísima la música!!!!.

Mayde Molina dijo...

Querida Amaya, es un poema de amor y entrega preciosísimo, es como si hablases en él por todas nosotras, por todas las mujeres que queremos también amar así, y que nos amen así mismo, de esa manera.
Me encanta el final: "este vientre de tormenta, invisible para todos, en el que siempre te espero" Es bárbaro, de veras.

Mil besos, que estés muy bien!

Lola dijo...

Amaya hija me gustas más cada día, que suerte haber llegado a ti y que pena no haberlo podido hacer antes para tenerte más cerca. Besitossssssss

Marcos Callau dijo...

De tus versos emana un amor profundo y sincero. Es estupendo que nos dejes estos restos de tus vivencias en forma de versos. Como siempre, un placer el leerte Amaya.

azpeitia dijo...

Cuando se lee una poesía, hacemos nuestros los sentimientos, las imágenes,la belleza que se incardina en cada palabra, y cuando esta alcanza el grado y fuerza de la tuya Amaya, me veo en la necesidad imperiosa de leer y releerla muchas veces, para poder sumergirme en el mar inmenso de belleza que eres capaz de crear, hasta ahogarme en él...un beso desde azpeitia

Amaya dijo...

Gracias a todos por estar y por vuestras palabras. No obstante, quiero aclarar que lo que aquí se expone hoy y siempre es poesía, no autobiografía, y a mi parecer como tal debe entenderse y comentarse

Un fuerte abrazo

Aquilino Duque dijo...

Simplemente precioso! leeré más, acabo de descubrir tu blog, y lo degustaré con tranquilidad.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querida Amaya: y aunque fuera autobiografía que belleza poder expresarlo con tanta intensidad y emoción.
Un beso

De cenizas dijo...

Eso es vivir...con intensidad y emoción. Una maravilla ser vivido así.



besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un fin de semana más estoy por aquí. Navegando entre tus cosillas. Genial.

Saludos y un abrazo.

Salvochea dijo...

Sigue siendo un deleite pasear por estos lares.

Saludos desde El Bierzo

El vecino del 4º dijo...

certera, directa, llega siempre tu poesía...belleza y poesía en un todo que va creciendo...desde esa humildad que manifiestas en tus respuestas...me encanta...te refelicito...

besos-besos biográficos o poéticos...que importa...

tu vecino del 4º

MMG dijo...

Vivirte...y a veces puede ser tan complicado vivirlos...

Ananda Nilayán dijo...

Amaya, qué de suspiros, iya!!!
Simplemente es hermosísimo este poema, intenso, pasional, entregado... qué arte tienes!!!

Besos fuertes

Laura Caro dijo...

Vivir en el otro hasta confundirse con él, hasta fundirse en él...
¡ Qué belleza, Amaya!
Un abrazo.

Narci dijo...

Hermosa forma de vivir, aunque a veces duela. La última estrofa es genial.

Saludos

Mª Antonia dijo...

Querida Amaya:
¡Qué maravilla de poema!... ¡Cuánta pasión y que hermosa manera de expresarlo!

Besos

Julio dijo...

Excelente pasión, y esperar su regreso en ese rincón.
Un abrazo
Julio

Leni dijo...

Candente y vibrante.
Vivo.
Una conversación íntima con la pasión que embarga al que desde la espera sabe del llenarse de mas vida.

Pocos encuentran eso Amaya.
Vívelo con el amor y la dulzura que respiran tus versos.

Beso poeta.
(Regresando)

Malena dijo...

Mi querida Amaya: Hacía tiempo que no pasaba por tu blog y hoy al entrar me he recreado en tus palabras. Sigues siendo una gran poetisa.

Mil besos y mil rosas.

Emilio dijo...

Una enumeración de sentimientos y deseos hecha con mucha pasión pero justa en su expresión que se deja leer fluidamente.

Y un final acorde a la calidad del poema.
Me ha gustado mucho, Amaya.

Un fuerte abrazo.

angelcifu dijo...

Tus palabras llenas de sentimientos
bellamente expresados, en imágenes
de una gran dulzura, emocionas...
llegas adentro. Enhorabuena, encantado de haber llegado a tí...

salud y alegría