miércoles, 9 de noviembre de 2011

En este Otoño

En este Otoño de Inviernos
en que sobran las certezas
que quisimos no tener..
en que una escarcha traidora
nos atacó por la espalda
deteniéndonos en seco
y congeló el latido,
y nos caló los huesos..
con su nieve blanca


En Este otoño de inviernos
de manillas de reloj sin marcha atrás
en que tan solo hay lugar
para las frentes altas...
y los pechos al aire...
y las bocas abiertas...
que prefieren dar sus pasos
sobre los campos minados
a vivir en la agonía
de una muerte programada,
en su inconsciencia feliz
de una anestesia pactada

En este otoño de inviernos
lloro hojas de impotencia
y de lucha sin cuartel...


Hojas parduzcas, verdosas..
de amargura y esperanza
caen del cielo como aves
y se posan a mis pies




Amaya Martín

12 comentarios:

Marisa dijo...

Querida Amaya,has hecho un bello poema que encierra tristezas de otoño,certezas amargas, quédate solo
en el verso de la esperanza.

Un abrazo muy grande.

Lembranza dijo...

Amaya, tu precioso poema, me deja un sabor agridulce, y me ha llegado directo al corazón. Quizás, porque es como me siento en estos momentos. Sin olvidar que el otoño es mi estación preferida. Un abrazo
P.D, La música que tienes de fondo es maravillosa.

Mª Antonia dijo...

Querida Amaya:
Da igual la estación en la que nos encontremos, porque tu poesía no pierde fuerza ni rotundidad.
¡Qué maravilla de poema y cuánta verdad...!

Un beso grande.

UnAngel dijo...

Pues yo vengo a traerte un beso de primavera que haga crecer las flores entre la alfombra de hojas del otoño.

azpeitia dijo...

He leido y realizado este comentario a tu maravillosa poesía, llena de imágenes sugerentes y sensibles que acarician el alma desde un iPhone4 ...las ciencias avanzan mucho más deprisa que nuestra rupestre cotidianeidad...un beso muy grande desde azpeitia

Jossie Prez dijo...

La tristeza de un corazón en profundo cambio como el otoño mismo, eso me llega en este hermoso poema... me encanta!!

José Puerto Cuenca dijo...

Hola Amaya... Entro en tu blog para enlazarlo a tu nombre en la entrada que he hecho en el mío sobre el encuentro y releo y redescubro tus poemas, sobre todo éstos últimos y me cala tu otoño y tu soledad y tu aniversario amoroso y toda la intensidad y la fuerza sanguínea de tu poesía subrayada por esas letras en rojo sobre negro... No hace falta ser sabio para notar que tu poesía es pasión, como tú; y que pones pasión en todo lo que haces.

Enhorabuena por éstos poemas, estoy deseando escucharte en vivo, porque seguro que estarás muy viva y... Bueno, espero que algún día nos entendamos, sea dicho en el buen sentido.

Un abrazo de José

Marcos Callau dijo...

Una manera maravillosa de transmitir el otoño y todo lo que ello conlleva, Amaya. Una fotografía preciosa la que está después del poema. Besos.

Juglar dijo...

Versos que estremecen el alma.
Impacta la fuerza de tus palabras.
Una foto preciosa.
Un abrazo.

Núria dijo...

Creo que la tristeza es una dolencia del alma y totalmente contraria a la melancolía, en tanto que esta es el estado que antecede a toda transformación, por ello los poetas y cantores que heredaron la lira de Orfeo la invocaron por encima de todo.

Un saludo cordial desde Barcelona.

moderato_Dos_josef dijo...

Unas veces la escarcha y otras los campos minados. la vida está llena de sorpresas en otoño, y el invierno que se acerca.
Un placer leer este poema.
Bsos.

carmen jiménez dijo...

Yo no sé si las lágrima de estos otños de invierno puedan compensar la agonía de vivir una muerte programada, pero sé que los pasos han de caminarse para escuchar el crujido de las hojas bajo nuestros pies, para sentir la hierba fresca que siempre vuelve a nacer.
Una maravilla de poema de fondo y forma.
Un beso enorme.