miércoles, 9 de noviembre de 2011

Seguirán

Van a seguir...
  Le pese a quien le pese,
las vertebras unidas
en espiral al cielo
 
¡Van a seguir!
... y la médula indignada
de los hombres invisibles
sudará su libertad,
regará su lucha eterna
sobre la tierra agrietada
de los hombres de corbata,
de siniestra pacotilla
que se creyeron los dueños
de los destinos ajenos
 
Seguirán...
aunque no quieran,
  aunque les corten las alas,
  aunque coloquen mil cepos..
entre la agreste maleza
que tendrán que atravesar
para labrar su futuro..
 
Seguirán con paso firme,
con los cabellos mojados,
con el barro en los tobillos,
con las tripas retorcidas
por el hambre de justicia
 
¡ Seguirán…!
¿Qué duda cabe?
 
...y los gritos silenciados,
los pensamientos prohibidos,
la conductas censuradas
que hoy son agua desolada,
extraviada en las esquinas..
se tornarán en marea,
en marea de carne humana
que lo sale,
que lo cure,
que lo inunde todo
Amaya Martín

7 comentarios:

Marcos Callau dijo...

"Marea de carne humana"...¡buf! Ha sido demoledor este futuro que se vislumbra en tus versos, Amaya. Mucha fuerza en tu poema. Besos.

Lola dijo...

Y que entre todos seamos capaces de regar el mundo de esperanza, esa que brilla por su ausencia............. Besos amiga mia

Juglar dijo...

... Y que todos tengamos el coraje de coger nuestra antorcha y, juntos, hacer camino.
¡Que así sea!
Un abrazo.

Mª Antonia dijo...

Querida Amaya:
La crudeza demoledora de la realidad en tu poema, traspasa fronteras... Llega de lleno al corazón, sacudiéndolo febrilmente.
Siempre es un regalo leerte.
Un beso.

Marisa dijo...

Que esa marea
todo lo pueda
para salir adelante.

Un gran abrazo.

azpeitia dijo...

¡Uffff!...esto es protesta convertida en arte, dolor premonitorio e lo que puede venir en un futuro próximo...tu poesía empoieza a ser algo muy serio...un beso desde azpeitia

JOSE-MARIA dijo...

Es preciso (y precioso) que siga... ¡todo lo que tiene que seguir! Gracias por este bonito blog.