miércoles, 11 de enero de 2012

Tus ojos





Hoy que parece que muero,
que me derramo en cenizas
que se va a llevar el viento..

Hoy que huelo a crudo invierno
...
y los pájaros me huyen..
por que no les agüe el trino

Hoy que he perdido el naranja..
y me dudan las pisadas..
..y no me encuentra el espejo
..y por más que grito y sangro
no me trae mi voz el eco..

He vuelto el rostro hacia ti..
y una luz nueva se ha hecho

¿Que es lo que tienen tus ojos,
dime amor,
que cuando en ellos me quedo
se marchan todos mis miedos?

Y vuelvo a nacer en ti..
y vuelvo a creer en mí,
y en Dios.., y en el mañana
y por creer, ya me ves..
por creer ¡que no se diga!
vuelvo a creer en el hombre

Tanto es el fuego y la fe,
tanta la fuerza y la vida..
con que me inunda el caudal
de ese Cantábrico inmenso
que brota azul de tus ojos

Amaya

4 comentarios:

Alalba dijo...

Cuanto puede transmitir una mirada...Nada como perderse en ella!

Bellisimas letras.

Muaks.

Juglar dijo...

Celebro tu vuelta.
Nos traes unos versos preciosos, de los que calan hondo, muy dentro.
Has bordado el refugio de unos ojos.
Un abrazo.

Marisa dijo...

Un gran poder el de esos ojos
que hacen que nazca el fuego
que engendra fuerza y amor,
el gran motor de la vida.

Este poema es un canto,
un credo, una hermosura.

Que este nuevo año te traiga
mucha felicidad.

Mil besos

Marcos Callau dijo...

Me ha encantado, Amaya. "Ahora que me dudan las pisadas" encuentras, alf in, el mar Cantábrico, con todas sus olas marcadas. Excelente, Amaya.