lunes, 20 de febrero de 2012

El abuelo


Era de ojos verdes
de postura enhiesta

Llevaba chaleco
bastón y sombrero
y un pañuelo al cuello
de franela o seda

Cruzaba la calle
más ancho que largo,
la mirada en alto,
los pies en la tierra

Iba haciendo ojo
entre las abuelas..
cosa que ponía
a mi abuela negra

Hace ocho años
que ya no me espera
como hacía siempre
con la puerta abierta..,
las mejillas rojas,
el puro en la boca,
la sonrisa puesta

Se marchó un mal día
un mal día de invierno
de aquella mi tierra
cuando estaba lejos,
tan lejos de él,
de mi tierra amada
de su luz serena

Caballero noble
con más Don que Din..
lo pagaba todo
y no pudo en cambio
pagarse su entierro

De música y libros,
del hombre y su esencia
sabía bastante
y a pesar de ello
nunca le escuché
  mal decir de nadie

Hoy estás conmigo
¡Sangre de mi sangre!

..Y no andarán mis pasos
entre los cipreses
hasta que un buen día
mis pasos se marchen

Haremos camino
sin mediar palabra,
así como antes

Y será el calor
de tu mano amable
..y será el color
de tus ojos verdes,
verdes esperanza
lo que me recuerde
..que ya estoy en casa


Amaya Martín

18 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Y así como antes renacerán tus versos por el camino..

Bello poema..

Que disfrutes de esta semana que comienza..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Juglar dijo...

¡Qué hermoso homenaje a la "sangre de tu sangre"!
Me han llegado muy dentro estos versos sencillos, cercanos, llenos de sentimiento para tu abuelo.
Un saludo.

Flor dijo...

Tiernos versos dedicados a tu lindo abuelo.

Gracias por tu visita a mi blogue de Noites.

Si no te importa llevé tu música para mi face. Me encantó, un valse peruano, hasta da ganas de bailar.

Besos y cariños
Flor

Marisa dijo...

Querida Amaya tus versos
me han emocionado,
estoy segura que la nieta tiene mucho de su abuelo,
de su sangre y de su tierra.

Un gran abrazo

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Yo no tengo un recuerdo más lindo, que el de mis abuelos ya perdidos. Era tanto lo que los quería¡¡ Era tanto lo que me querían¡¡
Además ya su simple recuerdo evocaba en mi un maravilloso sentimiento de libertad. Con ellos en verano, en Navidad, en el pueblo, libre como una mariposa, confiado, inocente...Que tiempos aquellos amiga Amaya¡¡ Qué tiempos para evocar...

Tu abuelo de ojos verdes es ya algo de todos nosotros, de nuestro recuerdo.

Un beso amiga mía y gracias por tus palabras sentidas. Se agradecen y más en estos tiempos áridos.

José Puerto Cuenca dijo...

Amaya, encantado de conocer a tu abuelo. Le haces honor con este sencillo pero magnífico poema.
Ya se sabe... De tal palo...

Veo que tienes una racha creativa envidiable, tal cual te prodigas en el libro de las caras... Tu abuelo es seguro que te va mandando flashes de imágenes y metáforas para que tú los filtres en tu poesía. No sé si es una apreciación muy personal y subjetiva pero la impresión que tengo de tu poesía es que en pocos meses has ido madurando y escalando esquisitez y propiedad en la expresión. Te leo pero tengo poco tiempo de comentar.

Seguro que cuando la suerte de tu primer poemario esté echada a la calle, tendremos un libro precioso... Para entonces habrá venido tu Antonio de Rusia... Se habrá llevado una buena pelliza... ¡A quién se le ocurre en pleno febrero irse tan lejos del calor que tú le das!

Bueno, amiga, sigue así que da gusto verte y leerte.

Un fuerte abrazo

Nerina Thomas dijo...

Bello poema!!
Ha dejado en ti, la ternura que te habita y en tu alma los recuerdos que enaltecen su recuerdo!!!
Mi cariño

Catalina Zentner dijo...

Los abuelos dejan recuerdos mágicos, Amaya. Tu poesía me lleva a instantes inolvidables, la plaza de la mano de mi abuelo, canciones compartidas y dulces silencios plenos de mensajes de amor.

ANTONIO CAPILLA LOMA dijo...

Soy de los que piensan que lo bello es aparentemente sencillo por su claridad meridiana, pero no por ello fácil; antes bien, requiere un dominio del idioma y de su expresión al que solamente se llega con tenacidad y esfuerzo. Esta es la suerte de poesía que más me gusta. Y así es el magnífico poema que dedicas a tu abuelo. Mi felicitación más sincera. Un abrazo, amiga.

Lola dijo...

Y de la mano
recorreremos el camino,
de la mano y sin miedo
porque tu estarás conmigo......

Jorge Torres Daudet dijo...

Amaya, bello y musical canto a tu abuelo.
Un fuerte abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Lo has resucitado para nosotros con un hermoso poema.

Gracias.

MA dijo...

Mi querida amiga Amaya bello canto de versos regalas con amor de nieta a tu querido abuelo.

Hermoso sentimiento escrito para la posteridad... tus letras siempre vivirán.

Un abrazo de MA.

TriniReina dijo...

Al regresar, siempre habrá algo de él esperándote. Como entonces, como siempre.

Hermoso y emotivo
Besos

azpeitia dijo...

Pocos abuelos tienen la suerte de tener una poesía tan bella y una nieta tan maravillosa poeta un beso desde azpeitia

Beatriz Salas dijo...

Magnífica manera de presentarnos a tu abuelo. Una delicia leer tus sentimientos.
Me permites que haga una grabación?
Te invito a entrar a mi blog para que sepas de qué se trata mi propuesta.
Un placer haberte conocido.
Un abrazo

mj dijo...

Sensibilidad y ternura rezuman estos versos al abuelo.
Todo un lujo a través de la voz de Beatriz Salas.
Encantada de conocerte. Un saludo

Beatriz Salas dijo...

Amaya, no he encontrado la autorización tuya para subir la grabación de estos maravillosos versos. Si te molesta, házmelo saber, por favor.
Un fuerte abrazo

http://beatrizsalas10.blogspot.com.es/2012/09/amaya-martin-el-abuelo.html