sábado, 15 de septiembre de 2012

..y ésta soy yo..




Y si no fuera por mi..,
por estas cuatro paredes dobles

de  carne y cemento
me habría perdido en el aire

como la bala que soy
silbándome en kamikaze..

 
..y es verdad que sigo aquí...
(¡felicítenme por ello!)

es verdad que muero aquí..
mientras parece que vivo
transpirando las rutinas

de esta ciudad condenada,

Es verdad que son mis pies
y sus lenguas insaciables

lo que conmueve y escarba
sobre  tierra prometida

 
Es verdad…
llegué conmigo

aligerando equipaje..
taponando algunos bronquios,

colapsando algunas venas..

 
y es posible..
( no se choquen)

Es posible ..y aún probable

que haya un tonto ¿Cómo no?

( Nunca nos falta esa especie)
que se atreva a envidiarme

 
..y sin embargo..me extraño,
Oigan bien:

¡Me echo en falta!

Busco y rebusco mis pecas,

mis miradas sin pestañas
Me rebusco..y me araño

en los grafittis de tunel,
en la escalera de gritos,

en el olor a cocido

de aquellas  dos de la tarde..
en la amargura tendida

de los patios vecinales

 
Es por eso
que les ruego

que si me ven por ahí

no se lo piensen dos veces..
y me avisen

de inmediato

 
Amaya Martín

 


8 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Adorable. Poesía profunda y din tapujos. Un placer leerte siempre. Abrazos

Nerina Thomas dijo...

Un placer siempre leerte. Admirables tus versos. Sin tapujos. Abrazos

Arantza G. dijo...

Pues me gusta como eres....
Besos, bella.

Marisa dijo...

Así, tal como eres,
no cambies nunca.

Me encanta leerte.

Un abrazo muy grande.

Daniel dijo...

Qué hermosura!!!

En el fondo uno nunca dejará de ser mismo que era y seguirá siendo...
Creo que no existen las suficiente razones que lo merezcan o sí?

Te envío mi abrazo.
Dani..

Miguel Angel dijo...

Como invitas a beber, bebo, y siento que es sabrosa tu agua. Gracias.

Marcos Callau dijo...

Excelente poema, Amaya, me ha gustaod mucho. Cómo disfruto siempre por tu blog!

azpeitia dijo...

Eres fantástica