jueves, 23 de febrero de 2012

La ostra


Hoy necesito de ti,
de tu abrazo,
que te abras como una ostra gigante
y alojes mi barro.

Este instante en que no existo
porque me escapé de lo visible
es simplemente perfecto

Protégeme de todo en tu matriz
En la paz de su sangre
está mi alimento

Hazme perla en tu calor
Yo me quedo entre tus valvas
el tiempo que haga falta

Así,
acunada en ti,
feto en gestación
cuerpo de tu cuerpo
quizás tome la forma correcta

..y al salir por fin
en ese parto a la luz
que llaman vida
pueda entender sus misterios..

y sea mi piel
de blanco nácar
tan dura
como el acero

Amaya Martín

lunes, 20 de febrero de 2012

El abuelo


Era de ojos verdes
de postura enhiesta

Llevaba chaleco
bastón y sombrero
y un pañuelo al cuello
de franela o seda

Cruzaba la calle
más ancho que largo,
la mirada en alto,
los pies en la tierra

Iba haciendo ojo
entre las abuelas..
cosa que ponía
a mi abuela negra

Hace ocho años
que ya no me espera
como hacía siempre
con la puerta abierta..,
las mejillas rojas,
el puro en la boca,
la sonrisa puesta

Se marchó un mal día
un mal día de invierno
de aquella mi tierra
cuando estaba lejos,
tan lejos de él,
de mi tierra amada
de su luz serena

Caballero noble
con más Don que Din..
lo pagaba todo
y no pudo en cambio
pagarse su entierro

De música y libros,
del hombre y su esencia
sabía bastante
y a pesar de ello
nunca le escuché
  mal decir de nadie

Hoy estás conmigo
¡Sangre de mi sangre!

..Y no andarán mis pasos
entre los cipreses
hasta que un buen día
mis pasos se marchen

Haremos camino
sin mediar palabra,
así como antes

Y será el calor
de tu mano amable
..y será el color
de tus ojos verdes,
verdes esperanza
lo que me recuerde
..que ya estoy en casa


Amaya Martín

Cabaret



Suenan procaces las notas
al vaivén de las cinturas
que se entregan a los focos
lascivos de un Viernes noche


Paso adelante y atrás
de unos dedos enguantados
de pasión de viejo barrio
en las teclas de un  piano


Entre luces y plumajes
la que es vedettte principal
choca entre si sus rodillas


Paso adelante y atrás
con la propuesta enfundada
en las medias de rejilla..
y una caída brutal
en el vértigo azabache
de sus pestañas rizadas
corta el aire a los pulmones
que están en primera fila


Un golpe más de claqué
como sutil desenlace
que insinúa una ocasión
sin dueños hasta ese instante
deja el ambiente en suspenso..


Arcoiris de colores
en el humo de un local
que llaman “ de mala muerte”,
que sirve para olvidar
cuando olvidar no es posible
por más que el wisky lo intente


Amaya Martín