martes, 29 de enero de 2013

Quizás...


 
Quizás..
Solo quizás
un amago de caricia intangible
como brisa de niño de pecho..,
un levísimo, inaudible aleteo
de tu  torcida intención
enderezando mis costuras..
pudiera ser suficiente
para abrirme por completo..
y gota a gota
envenenarte
tierra adentro..

Afianzarme en la fisura,
hacerme eterna,
invencible,
implacable
hasta lo más profundo




Amaya Martín