martes, 28 de febrero de 2017

Entonces sí..

Y será verdad que me sigue alguien
Que me he posado en la esperanza tibia
de algunas manos cruzadas
y las he despertado dulcemente
¡agitándolas!...

Es posible que sea así,
que nade en los ojos de otro sin yo saberlo,
que haya revuelto algún cabello excesivamente peinado,
que haya encendido la mecha de algunos pasos
¿Y entonces?
Entonces sí,
Valdrá la pena cada charco de sangre
que dejé en el camino
y cada amanecer
podrido
al que le abrí
con rabia
las entrañas
 
A.M.

1 comentario:

Francisco Espada dijo...

A veces esperamos lo obvio y otras nos sorprende lo menos esperado. Gran calidad evocativa, poeta Amaya.

Un fuerte abrazo.