martes, 21 de febrero de 2017

Ya no espero nada más

 
 
Hay personas que ya no espero
Instantes que ya no espero
Victorias que ya no espero
Sin embargo yo sigo viviendo aquí,
y vivo toda mi vida,...
y en mi puerta de tardes limpias hay siempre
dos sillas de anea, y un botijo de agua fresca,
y un silencio solo mío , y una palabra que ofrezco
y un jazminero que enreda su aroma por la reja
Yo no espero
nada más
sencillamente
porque estoy demasiado ocupada
viviendo
 
Amaya Martín
 

1 comentario:

ISABEL MIRALLES dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.