sábado, 11 de marzo de 2017

Una muñeca ( sola) sobre el asfalto

 
Por cada niño que matan,
( Cada muñeca sola,
cada pelota de beisbol, ...
cada chanclita rosa
abandonada
sobre el asfalto )
se muere el mundo
y se remuere
un millón de veces
Por cada niño que matan
hay un hombre, una mujer menos
y los que quedamos
somos menos mujer y menos hombre,
y menos gente y menos todo
y vamos menguando y remenguando
hasta no ser nada
(seamos quienes seamos
y estemos donde estemos )
Por cada niño que matan hay un millon de viejos
que se lamentan
sinceramente
de no haberse muerto antes
y hay otros niños que nunca nacen
y una palabra oportuna, quizás un gesto ya abortado
que hubiese evitado una guerra
en algún momento , en algún sitio
¿O quien sabe?
Quizas un tratamiento ,una medicina ,
una vacuna para algo mortal o incurable
que nunca será descubierto
En cada niño que matan
caen a tierra
heridas de muerte
todas las palomas de los parques
y se secan todas las fuentes,
y se abren todas las tierras,
y se caen todos los soles ,
y enloquecen todos los aires
y se enojan todos los dioses
y se cierran todos los cielos
¿¿¿Y que nos queda
salvo mirarle???
Mirar despacio
nuestro niño muerto
Mirarle atónitos ,
¡paralizados !
mientras morimos
y remorimos
como disimulando
poquito a poco
(también nosotros
igual que el mundo)
¡¡¡un millón de veces!!!
 
Amaya Martin

14-07-16

No hay comentarios: