miércoles, 19 de abril de 2017

Mi esperanza

Hay algunas cosas
que no recuerdo
pero tampoco olvido
Quedan ahí ,
agazapadas, en posicion fetal,
casi casi dormidas , en la ultima habitación
de la consciencia
Y me despierto cada mañana como si fuese la misma
El mismo dolor cosido al pecho, la misma ansiedad crispada,
la misma ilusion abierta sobre las manos
Y todo me da la razon, empezando por el espejo...
y siguiendo por mi taza de café , que ronronea agradecida 
 cuando abrazo su humo entre mis dedos
Nada fuera ni nadie osa parecer distinto
y la vida sigue ,
aburrida,
sus railes de rutina
Pero yo no soy la que conozco
 ¡Eso es mentira!
Yo morí ayer,
a manos de alguna de esas cosas
que- por fortuna-
ya no recuerdo
Yo muero ,
de hecho,
todas las noches de todos los dias
y muero
siempre
del mismo modo.
Y quien se levanta al dia siguiente ,
quien se echa agua fresca sobre la cara,
quien alza la persiana,
quien enciende el fuego y la cafetera ,
quien se viste , sonríe, habla,
y arranca otra vez a caminar
es mi esperanza
Amaya Martin

No hay comentarios: