viernes, 25 de agosto de 2017

EL TREN





Quiero un tren con alas blancas
Un tren que vuele como una paloma,
que discurra alegremente
sin más raíles que nuestras manos
Quiero un tren sin maquinista
Un tren sereno e invencible
de recia locomotora
que conduzcamos todos
Un tren lleno de ventanas
abiertas a amaneceres
que expulse como humo negro
todo el dolor que arrastramos
Yo quiero un tren infinito,
con más de un millón de vagones
para que quepamos todos
Quiero un tren que pille al miedo,
que lo haga añicos,
que deje allá por donde pase
un rastro de Paz y Esperanza,
un viento fresco de Sol
y un aroma a flor templada 
Quiero un tren solo de ida
que lleve a lomos 
a toda la especie humana,
Que pueda llegar con su música ,
su amor,
y sus maletas de futuro 
a todos los países
Quiero un tren que rompa muros,
Que abra brazos
Que invente nuevos caminos
Quiero un tren que cruce puentes
sobre los ríos 
del egoísmo


Amaya Martín.

1 comentario:

Jose Antonio Azpeitia Garcia dijo...

Que bella eres por dentro y por fuera...que hermosos tus versos que nunca me cansaré de leerlos...tu compañero de viaje Azpeitia