martes, 7 de noviembre de 2017

Abuela


Recuerdo bien sus ojos
de un verde húmedo,
sobretodo en tardes como esta
de lluvia rutinaria
Cuando me miraba
no me miraba
a mí
Miraba lejos,
muy lejos
Creo que era a él,
a mi abuelo digo ,
(a mi abuelo que había muerto
hacía más de veinte años )
a quien miraba
En esos momentos
su mirada larga
lo decía todo,
cruzaba como un puente
por encima de nosotros
y salía
por la ventana
como un humo ansioso
Yo pude entre ausencias
conocerla ,
amarla incluso
Un día miró más de la cuenta,
y se nos fue
en silencio ( con él )
tras
de sus ojos

Amaya Martín

1 comentario:

Marisa dijo...

Qué bonito Amaya,
un excelente homenaje.

Besos