lunes, 27 de noviembre de 2017

Llega un día ...

Llega un dia en que nadie
levanta las gafas de su periódico ,
ni interrumpe su charla ,
ni gira la cabeza cuando pasas .
En ese día sólo las viejas amigas
 te comentan lo guapa que estás ,
lo delgada que te conservas ,
lo mucho que te respetan los años .
(Las mismas viejas amigas que antes
curiosamente
nunca se dieron por enteradas)
Ese día tiene otros vestidos,
un satisfecho cansancio ,
 un cierto olor a Otoño bien recibido
que porta con sereno orgullo
sus muchas lecciones aprendidas ,
sus ganadas a pulso patas de gallo .
Ese derrotado día de los olvidos
no es en realidad
más que el victorioso día
de las realidades
Es el día de los cimientos que nos engendraron ,
 que nos mantuvieron en pie con la mudanza de la piel y el cambio de las estaciones ,
que sobrevolaran nuestras cenizas
cuando de todo lo fatuo no quede nada.
Yo bendigo su maldita acritud ,
su cara seca y agrietada ,
su terrible mordisco a mi autoestima ,
 y me aventuro de lleno a saber
feliz y resignada
lo que no quise saber  hasta ahora
y a disfrutar en pleno mi desgracia
Es el precio de la libertad
que sólo es posible entre verdades
aunque apesten a distancia
Ya lo decía mi abuelo :
" Hija mía:
Cuando las mujeres por la calle
 te empiezan a decir :
Que bien estas Rafael !
Es que ya estás de  capa caída "
Pero lo decía,
como yo,
con una sonrisa

AM

No hay comentarios: