martes, 28 de febrero de 2017

Entonces sí..

Y será verdad que me sigue alguien
Que me he posado en la esperanza tibia
de algunas manos cruzadas
y las he despertado dulcemente
¡agitándolas!...

Es posible que sea así,
que nade en los ojos de otro sin yo saberlo,
que haya revuelto algún cabello excesivamente peinado,
que haya encendido la mecha de algunos pasos
¿Y entonces?
Entonces sí,
Valdrá la pena cada charco de sangre
que dejé en el camino
y cada amanecer
podrido
al que le abrí
con rabia
las entrañas
 
A.M.

domingo, 26 de febrero de 2017

No sé qué


Hoy amanecí filosófica. ..
Será quizá esta esclava prisa
Este monótono quehacer...
Los 280 km sin aire
que cada día devoro...
Será quizá que perdí el poder
de abrazar cuanto deseo
lo que más amo
Será saber
que no llego a todo
por más que quiera
Será sentir
que me partí por la mitad
y no caminan juntos
el corazón y la cabeza ...
Será un grito,
un mensaje,
una señal inequivoca
de que algo ,
no sé qué,
estoy haciendo mal
Y de que algo
no sé cómo
debe ser distinto
 
Amaya Martín

sábado, 25 de febrero de 2017

Hoy

Hoy
Ahora
Este rincón del sofá
Este mapa del futuro
Este café de dioses que me has preparado
La libertad, la libertad absoluta

que me contempla entre asustada y envidiosa
desde la ventana
(Acaso alguien le dijo que soy
más libre que ella,
o más valiente, o más loca)
Hoy
Ahora
Y Gorka y Adriana
Y Gorka y Adriana
¡¡Y Gorka!!! ¡¡y Adriana!!!
Todo lo demás
es
Mar
y navegamos

 
Amaya Martin

jueves, 23 de febrero de 2017

De noche

Es de noche
 ¡Que miedo da el silencio!
¿Verdad?
El silencio es como un espejo
que nos devuelve desnudos
Es el mar donde se apagan todas la prisas,...
donde se ahogan
pataleando
todas las mentiras del mundo 
Hay quien huye del silencio mucho más
que de la palabra
Y es que el silencio tiene ojos
y puede aguantarte la mirada
hasta quemarse las pestañas
¡Ay que miedo del silencio!
De mi cuerpo aquí tan lejos del tuyo ,
de este suspiro hondo sin permiso,
de esos grillos que hablan a los lejos,
de la respiración tranquila de la ciudad al fondo.
Y que miedo
¡sobretodo!
de Dios dormido
 

martes, 21 de febrero de 2017

Ya no espero nada más

 
 
Hay personas que ya no espero
Instantes que ya no espero
Victorias que ya no espero
Sin embargo yo sigo viviendo aquí,
y vivo toda mi vida,...
y en mi puerta de tardes limpias hay siempre
dos sillas de anea, y un botijo de agua fresca,
y un silencio solo mío , y una palabra que ofrezco
y un jazminero que enreda su aroma por la reja
Yo no espero
nada más
sencillamente
porque estoy demasiado ocupada
viviendo
 
Amaya Martín
 

domingo, 19 de febrero de 2017

La soledad

Ayer vino la soledad a consulta
Se dejó caer a plomo en la silla
y me miro con esos ojos tan suyos
de tierno espanto
Tenía miedo de morir...
sin haber siquiera vivido un poco
Tenía miedo de si misma,
de su fragilidad única,
del eco de su propia voz que volvía
a cada palabra
triste y deshojado
Le pedí una placa de tórax que vino
como ella
vacía
Tambien un análisis de sangre
que tampoco aclaro nada
Hubo un momento incluso
en que no supe como aliviarla
Ella debió darse cuenta
porque abrió aún más
los ojos
y dejo caer
dos lágrimas negras
 
Amaya Martin

jueves, 16 de febrero de 2017

Diecisiete de Septiembre

 
Hoy es tu Santo,
Adriana,
y se impone...
Cariño mio,
una conversación
de chicas
Se supone que debo enseñarte
de que va esto de la vida
Orientarte, acompañar tus pasos,
empujarte con un ala
y cubrirte con la otra
para que no pases frío
Debo contarte cuanto antes
(para evitarte sorpresas )
como es el mundo y la gente,
como debes comportarte
contigo misma
y con el resto
Y sin embargo
Amor mio
ahora que estamos aquí
tú y yo
frente a frente
y que te cuelas por mis ojos
como un jazmin
cubierto de rocio
siento que no,
que no soy yo
quien tiene algo que decirte
Y que eres tú
y solo tú
esa lección que aún
no he aprendido
 
Amaya Martin

martes, 14 de febrero de 2017

Te necesito

A Azpeitia


Yo necesito tu pecho, tus brazos.
Como el aire ¡te necesito!
No es la palabra, siempre acertada,
ni la estrategia que cada dia planteamos
para ganar la guerra.
Ni tan siquiera es tu paso
imprescindible...
junto al mio.
Es algo mas primitivo,
más animal
maá autentico que todo eso.
Es tu olor.
Tu tacto.
Nuestro nido
- ¡Solo nuestro!-
bajo las sábanas
El calor de tus piernas
fuertes 
enredadas en las mías.
Es saberte pegado a mi,
atado a mi, 
respirando sosiego cuando el mundo
ya se dió por vencido y apagó
sus luces de neon
y algunos sueños.

 

Amaya

 

domingo, 12 de febrero de 2017

Este tiempo

 
Este tiempo
que cae pesado
y monótono
como una lluvia sorda
sobre los hombros...
Este tiempo
de nubes encogidas
que esparcen su temblor
sobre las calles
adornadas de sombreros
e ideas muertas en las bocas
Este tiempo
que arrastra cuerpos de niño
como hojas secas de Otoño
hasta dejarlos meciéndose
en cualquier playa maldita
olvidada de los hombres.
Este tiempo
que nos lleva
a duras penas en su lomo
como un castigo de Sisifo,
que pierde el tiempo
-y lo sabe-
cada día con nosotros
a veces
sufre de amnesia
y se olvida de quienes somos
Entonces se pone firme
estira el brazo
y nos da un golpe fuerte
en la espalda
a ver si hay suerte
y andamos
 
Amaya Martin

miércoles, 8 de febrero de 2017

Nuestra casa

 


Porque Dios nos bendijo
presiden nuestra mesa
Gorka y Adriana
La vida salta de estación en estación
cambia sus nombres y sus rostros
con los años
Y sin embargo
Amor
a las personas
nada las cambia
Sigue el miedo presidiendo las reuniones
Dirigiendo los destinos de los muertos
que no saben que lo están
y quieren matarnos a todos
 con su ignorancia
Sigue el miedo abortando niños y domando viejos,
escribiendo con mano de hierro
sus estupidas leyes
en el aire envenenado de las ciudades
Pareciera nos gusta ser esclavos
Pareciera ser delito elegir por uno mismo
y pensar
y sentir
y actuar
fuera de la manada
¿Pero qué importa amor
si es fuera que está lloviendo?
¿Si es fuera que van todos ciegos
chocando sus paraguas y saltando charcos ?
¿Qué importa si tu y yo
y ellos dos
somos nuestra casa ?
 
Amaya Martin

martes, 7 de febrero de 2017

Cinco de Julio

 


Dicen que os parí un cinco de julio
pero no es verdad
porque fui yo quien ese día...
nació de vosotros
Y desde entonces sólo veo niños
donde otros ven
mujeres y hombres
Niños que van a la oficina,
Niños que hacen fila
en la cola del paro
Niños decididos como flechas
Niños timidos escondidos del mundo
Niños con los que juega la vida
Niños que se la juegan a todos
Niños que dirigen países
Niños que duermen entre cartones
Niños que arrollan y matan
Niños que portan la esperanza
como cuencos de luz
en sus manos
Niños...
Solo niños....
Veo niños que son
(como vosotros para mi)
todo
para sus madres
Y he aprendido a perdonar
como se perdona a un niño
confiando en el mañana
He aprendido a comprender
y a tolerar
He aprendido
en suma
a Amar
como nunca amé
a cada niño que descubro
con estos ojos nuevos
que me pusisteis vosotros
 
Amaya Martin

domingo, 5 de febrero de 2017

La lágrima

 
 
Sin que supieras,
amor,
sin que supieras...
te hice mío en una lágrima.

Dormías profundo,
vencido a mi,
ajeno a todo en nuestro paréntesis.

En un nada, un parpadeo,
se trocó en agua
tu imagen...

Cayo sola,
tímida y palpitante...
como un rubí de certezas
que te debiera hace tiempo
mi ternura más oculta.

Y a su "plaf"
como en un cuento
han despertado tus ojos.

-Duerme, amor, no pasa nada...
Es tan solo...que te quiero...-


Amaya Martín