lunes, 8 de octubre de 2018

UNA DE ELLAS

A FELISA AZPEITIA,  LA QUERIDA ABUELA DE MIS HIJOS , QUE HOY HABITA EN NUESTRO CORAZON Y ENTRE LAS ESTRELLAS:


Hay mujeres de algodón dulce
con un escote de sol
y una sonrisa de carmín y agua
Asomarse a ellas es como abrir
al alba una ventana,
como beber la brisa desde las rocas
Como hacer el amor
tras la lluvia
sobre la hierba mojada
Hay en cambio otras mujeres
que te matan
si te miran
Mujeres de ojos rotos
y voz estrangulada
Mujeres que se van y no han venido
Mujeres nulas, derrotadas,
de corazón
hecho astillas
Pero también están
las otras:
Las mujeres de paso corto ,
de palabra precisa,
de sonrisa estudiada
Las mujeres con ojos de piedra ,
capaces de todo,
talladas
por una guerra
Ella era
una
de estas
Y yo:
La quería

AM

No hay comentarios: